Universidad Nacional de Ucayali

 

FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS

 

ESCUELA DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO ADUANERO

 

CURSO                : DERECHO ADMINISTRATIVO II                          

DOCENTE          : ABG.  VICTOR TEDY LÓPEZ PANAIFO

            ALUMNOS          : ALFARO BENITES CHRISTIAN BEYCKER

                                           CABRERA SALCEDO CESAR AUGUSTO

                                           LOZANO NUÑEZ MICHAEL

                                           SAAVEDRA ALVIS PAOLA

 

           CICLO                 : VI

                                       

 

PUCALLPA – PERU

2009

INDICE

 

CAPITULO I

DEDICATORIA

AGRADECIMIENTO               INTRODUCCIÓN…………………………………………………………….…………….9

CAPITULO I

II. ANTECEDENTES……………………………………………………………..…..…   11

1.1 El Tribunal Fiscal Y El Tribunal De Aduanas………      …………………………..     11

1.2 La Incorporación Del Tribunal De Aduanas Al Tribunal Fiscal……………….… ……11

1.3 El Código Tributario Y La Ley General De Aduanas……………………………..…      12

1.4 La Unificación Del Procedimiento Contencioso Tributario………..……………….     12

II. PRINCIPALES MODIFICACIONES…………………………………………………..13

III. DESARROLLO Y PROBLEMA DE LAS MODIFICACIONES…….…………….…13

3.1 Apelación De Multas Impuestas Por La Aduana…………………………..…. …….    13

3.2 Reconsideración………………………………………………………………………… 14

3.3 Comiso Administrativo…………………………………………………….……..……..15

3.4 La Cuantía Mínima Y La Calificación De Las Apelaciones……………………..   ..… 16

3.5 Demanda contencioso administrativa…………………………………..………… …..  16

3.6 LA QUEJA……………………………………………………………………………..17

CAPITULO II

PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO ADUANERO

1.- GENERALIDADES…………………………………………………………………….18

1.1 Potestad Aduanera………………………………………………………………………18

1.2 Retiro de las Mercancías de la Potestad Aduanera……………………………………..19

1.2.1 Entrega Material de las Mercancías…………………………………………………..19

1.3 Garantías Aduaneras…………………………………………………………………….19

1.4 Fianza Bancaria –  Impugnación ………………………………………………………..20

2.-OBLIGACIÓN TRIBUTARIA ADUANERA…………………………………………..20

2.1 La Obligación Tributaria nace…………………………………………………………..20

2.2  La Obligación Tributaria, es exigible…………………………………………………..22

2.3 Extinción de la Obligación Tributaria……………………………………………………22

3.- ENTRADA Y SALIDA DE MERCANCÍAS……………………………………………23

3.1 Arribo Forzoso del Medio de Transporte………………………………………………..23

3.1.1 Descarga y Carga de las Mercancías…………………………………………………..24

3.1.2 Manifiesto de Carga y Entrega de la Carga……………………………………………24

3.1.3  Agentes de Carga Internacional………………………………………………………24

3.2 Almacenamiento de Mercancías y de la Responsabilidad del Depositario……………..25

4.- DEL DESPACHO ADUANERO DE LAS MERCANCIAS……………………………26

4.1 Declaración de las Mercancías

5.- REGIMENES, OPERACIONES Y DESTINOS ADUANEROS……………………….26

5.1 De la Importación……………………………………………………………………….27

5.2 De la Exportación……………………………………………………………………….28

5.3 Regímenes Suspensivos…………………………………………………………………28

5.3.1 Tránsito………………………………………………………………………………..28

5.3.2 Transbordo…………………………………………………………………………….28

5.3.3 Depósito de Aduana…………………………………………………………………..29

6.- REGÍMENES TEMPORALES………………………………………………………….29

6.1 Exportación Temporal…………………………………………………………………..30

6.2 Regímenes de Perfeccionamiento……………………………………………………….31

6.2.1 Admisión Temporal para Perfeccionamiento Activo……………………………….…31

6.3- Drawback……………………………………………………………………………….33

6.4- Reposición De Mercancías En Franquicia………………………………………………33

7.- OPERACIONES ADUANERAS………………………………………………………..33

7.1 Reembarque………………………………………………………………………………33

8.- DESTINOS ADUANEROS ESPECIALES O DE EXCEPCIÓN……………………….34

      9.- PRENDA ADUANERA; SUBASTA Y DE OTRAS MODALIDADES

DE DISPOSICION DE LAS MERCANCÍAS………………………………………………36

9.1 Alcances de la Prenda Aduanera…………………………………………………………36

9.2 Del Abandono Legal……………………………………………………………………..36

9.3 Disposición de las Mercancías en Situación de Abandono y

Comiso Administrativo………………………………………………………………………37

9.3.1 Destrucción de material………………………………………………………………..38

10.- DESPACHADORES DE ADUANA……………………………………………………

10.1 Personas Facultadas para el Despacho Aduanero de las Mercancías……………………39

10.- DESPACHADORES DE ADUANA…………………………………………………….39

10.1 Personas Facultadas para el Despacho Aduanero de las Mercancías……………………39

10.2 Dueños o Consignatarios………………………………………………………………..39

10.3 Despachadores Oficiales y de los Agentes de Aduana………………………………….39

10.4 Obligaciones de los Agentes de Aduana………………………………………………..40

11.- INFRACCION ADUANERA Y SANCIONES…………………………………………41

A) Los Transportistas o sus representantes en el país cuando………………………………..42

b) Los Agentes de Carga Internacional que formulen erróneamente en los

manifiestos correspondientes a la desconsolidación de las mercancías

c) Los Responsables de los Almacenes Aduaneros cuando………………………………….42

d) Los Declarantes o los Despachadores de Aduana cuando…………………………………43

e) Los exportadores, cuando incumplan el plazo para regularizar la Declaración de

Exportación…………………………………………………………………………………..44

f) Los Beneficiarios del Régimen de Importación Temporal cuando

g) Los Beneficiarios del Régimen de Admisión Temporal cuando………………………….44

h) Los Beneficiarios del Régimen de Exportación Temporal que no cumplan

con la reimportación o exportación definitiva, dentro del plazo correspondiente……………44

i) Los Beneficiarios del Régimen del Drawback que consignen datos falsos o

erróneos en la solicitud de restitución……………………………………………………………….44

j) Los Beneficiarios del Régimen de Reposición de Mercancías en Franquicias que

consignen datos falsos o erróneos en la solicitud de restitución………………………………………………………………………………………45

k) Los Beneficiarios de un Régimen de Inafectación, Exoneración o Beneficio Tributario cuando…………………………………………………………………………………………45

Son causales de suspensión:     ………………………………………………………………..45

12.- PROCEDIMIENTOS ADUANEROS………………………………………………….. 48

12.1 RÉGIMEN DE INCENTIVOS PARA EL PAGO DE MULTAS  ………………………49

12.1.1 Régimen de Incentivos     ……………………………………………………………   49

Requisitos     …………………………………………………………………………………. 49

13.- DE LAS MEDIDAS PREVENTIVAS, LA INFRACCIÓN ADUANERA Y LAS SANCIONES             ………………………………………………………………………….51

13.1 De Las Medidas Preventivas………………………………………………………………51

13.2 Infracciones Y Sanciones Aduaneras……………………………………………………  51

CAPITULO III

SISTEMAS Y PROCEDIMIENTOS JURÍDICOS

I. GENERALIDADES………………………………………………………………….52

V. PROCEDIMIENTO CONTENCIOSO TRIBUTARIO. …………………………                                53

1. Etapas del Procedimiento administrativo aduanero…………………………                                           

2. Reglas Generales del Procedimiento administrativo aduanero. …….                                     54

2.1 Titulares de la pretensión. …………………………………………………………                                        54

2.2 Pruebas. …………………………………………………………………………………..                                    55

2.3 Término Probatorio. ………………………………………………………………….                                      56

2.4 Presentación de pruebas ofrecidas. ………………………………………..                                  6

2.5 Pruebas de oficio e informes…………………………………………………….                                         56

2.6 Facultad de reexamen. …………………………………………………………..                                         56

2.7 Contenido de las Resoluciones. ……………………………………………….                                          56

2.8 Desistimiento. …………………………………………………………………………..                        57

2.9 Publicidad. ………………………………………………………………………………                      57

3.  Reclamación. …………………………………………………………………………..                                    58

3.1 Inicio de la reclamación. …………………………………………………………                                         58

3.2 Actos reclamables. ………………………………………………………………….                                      58

3.3 Requisito de Pago previo para interponer reclamación.

Principio de “Solve et repete”. ………………………………………………                                    59

3.4 Plazos para la presentación del recurso………………………………….                                  60

3.5 Requisitos de Admisibilidad. ……………………………………………..                                     61

3.6 Subsanación de los requisitos de admisibilidad. ……………………..                                       62

3.7 Medios Probatorios extemporáneos. ………………………………………                                   62

3.8 Plazos para resolver reclamaciones. ………………………………………                                   63

3.9 Culminación de la primera instancia. …………………………………….                                    64

4. Recurso de Apelación. …………………………………………………………….                                          65

4.1 Actos Apelables. …………………………………………………………………….                                        65

4.2 Requisitos de Admisibilidad. ……………………………………………………                                           66

4.3 Plazos para presentar apelación. ……………………………………………                                  67

4.4 Evaluación de la admisibilidad. ………………………………………………                                  68

4.5 Defensa de las partes. …………………………………………………………….                                         69

4.6 Informe oral. ……………………………………………………………………………                                      69

4.7 Plazos para resolver. ………………………………………………………………..                                       70

4.8 Fin de la instancia administrativa. …………………………………………….                                            70

4.9 Jurisprudencia de observancia obligatoria. …………………………….                                     72

VI. DEMANDA CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO ADUANERO…………….                  72

1. Actuaciones impugnables y plazos para impugnar. ………………….                                       73

2. Admisibilidad y procedencia de la demanda. ………………………..                                         74

3. Medios probatorios. …………………………………………………………………                                          75

4. Resolución final. ……………………………………………………………………….                                        75

5.   Sobre cuestiones de Fondo………………………………………………………..                                         76

 VII. PROCEDIMIENTO NO CONTENCIOSO. ……………………………………..                          77

1. Solicitud no contenciosa vinculada a la determinación de la

    Obligación tributaria. ……………………………………………………………                                 77

2. Reclamación o apelación de las solicitudes no contenciosas

Vinculadas a la determinación de la obligación tributaria. …….                                                  77

3. Solicitud no contenciosa no vinculada a la determinación de

la deuda tributaria. …………………………………………………………………                                    78

V.  LA QUEJA. ……………………………………………………………………………….                      78

1. Órganos competentes para resolver la Queja. …………………………                                          79

CONCLUSIONES……………………………………………  …                                80

BIBLIOGRAFÍA……………………………………………………….                            82

ANEXOS…………………………………………………………….                           83

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                 DEDICATORIA

                                                                A mis inolvidables maestros,                       extraordinarios hombres y mujeres que tuve el privilegio de conocer y que compartieron generosamente conmigo los conocimientos que lograron a base de tanto esfuerzo y sacrificio.

 

 

 

 

 

                                       AGRADECIMIENTO

 

A mis padres, amigos y profesores universitarios que con su intervención directa o indirecta contribuyen a mi formación como profesional del Derecho. A todos ellos mi eterno agradecimiento.

 

 

 

 

 

 

 

 

INTRODUCCIÓN

 

Procedimiento Administrativo en Materia Aduanera (PAMA). Es el conjunto de actos previstos en la Ley Aduanera, ligados en forma sucesiva, con la finalidad de determinar las contribuciones omitidas y en su caso, imponer las sanciones que correspondan en materia de comercio exterior, respetando al particular su derecho de audiencia al considerarse las probanzas y argumentaciones que pretendan justifica a legalidad de sus actos

 Existen dos procedimiento respecto al mismo referente el primero a irregularidades de carácter formal que dan lugar al embargo precautorio de mercancías sin existir secuestro de las mercancías, sin embargo el otro procedimiento es por faltas graves por las cuales si existe secuestro de las mercancías una vez inicia el procedimiento establecido por la ley los cuales son cuatro de los que hablaremos mas adelante, pero el mas común es el inicio de facultades de la autoridad o el reconocimiento único. Pero a que acredita la autoridad esta gravedad, es decir que radica en el tipo de mercancía, actos del importador.
En el Perú los tributos aduaneros (derechos arancelarios) son administrados por la Superintendencia Nacional de Aduanas (La Aduana), mientras que los principales tributos internos son administrados por la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (Sunat). Ambas instituciones dependen del Ministerio de Economía y Finanzas y cuentan con autonomía funcional, económica, técnica, financiera y administrativa.

La existencia de dos órganos principales de administración tributaria obedece a criterios de orden técnico, político y legal, entre los que cabe destacar uno, por ser el de mayor importancia: la racionalidad de la actuación de la Aduana no coincide necesariamente con la de los órganos de administración de los tributos internos.
Me explico: Las administraciones de tributos internos tienen como objetivo principal la recaudación, es decir, la obtención de los recursos económicos (dinerarios) necesarios para la satisfacción de las necesidades del Estado.

La Aduana, en cambio, tiene la misión primordial de controlar el ingreso y salida de mercancías del territorio nacional, es decir, la verificación del cumplimiento de los requisitos necesarios para que dicho ingreso o salida se realice en forma legal, así como facilitar el comercio exterior del país. Uno de los aspectos que conforman ese cometido es la administración de los tributos de importación, o sea el control tributario. De este modo, se aprecia que la recaudación no constituye la empresa principal de la Aduana, sino una de las tareas que realiza, entre otras, para cumplir sus fines, que son más amplios.

La Aduana es también uno de los principales organismos ejecutores de la política de comercio exterior del Estado. El contexto internacional contemporáneo, la globalización de la economía, la formación de bloques económicos entre los países, etc.; han motivado que la Aduana disminuya su papel recaudador y que se fortalezcan los otros niveles del control y de promoción que ejerce (prohibiciones y restricciones a la importación, aplicación de normas de origen y de medidas paraarancelarias, procedimientos especiales, regímenes de incentivo, etc.).

Esta diferente racionalidad respecto a los objetivos principales de cada órgano de administración de tributos se materializó, asimismo, a nivel procedimental, con el establecimiento de procedimientos contenciosos administrativos y de órganos de resolución distintos en todas las instancias.

CAPITULO I

 

 ANTECEDENTES

 


1.1 El Tribunal Fiscal Y El Tribunal De Aduanas

En 1934 cuando se promulgó la Ley No 7904, se creó el Consejo Superior de Contribuciones en el Ministerio de Hacienda, que fundamentalmente se encargaba de conocer y resolver, en la última instancia administrativa, las reclamaciones de los contribuyentes contra pretensiones de cobro del fisco, con excepción de los derechos de importación, materia que estaba bajo la competencia, también en la última instancia administrativa, del Cuerpo Consultivo de Aranceles de Aduanas, que se estableció en forma paralela. Ambos eran organismos sui generis, toda vez que estaban conformados por representantes del gobierno, del Poder Judicial y de los contribuyentes. En primera instancia las reclamaciones las resolvían la Dirección General de Contribuciones y la Dirección General de Aduanas, respectivamente, ambas integrantes del Ministerio de Hacienda.

Posteriormente, en el año 1964 del Gobierno decidió crear en forma independiente el Tribunal Fiscal y el Tribunal de Aduanas, sobre la base del Consejo Superior de Contribuciones y del Cuerpo Consultivo de Aranceles de Aduana, como última instancia administrativa en materia de tributación interna y en materia aduanera. Ambos tribunales dependían del Ministerio de Economía y Finanzas y funcionaron en forma independiente, conforme a los criterios propios de cada especialidad, hasta los inicios del año 1996.
1.2 La Incorporación Del Tribunal De Aduanas Al Tribunal Fiscal
Los compromisos asumidos por el Perú a raíz de su reinserción en el sistema económico y financiero internacional (que implicaba cambios en la estructura orgánica del Estado), el reforzamiento y la modernización de las dos principales instituciones administradoras de tributos (Sunat y la Aduana), hechos a los que se sumaron motivos presupuestales y de racionalización administrativa, originaron que el Tribunal de Aduanas fuera absorbido desde el punto de vista orgánico-institucional, por el Tribunal Fiscal, según mandato del Código Tributario que fue modificado a partir de abril de 1996.
Es preciso destacar, también, que no había razones suficientes para la existencia de dos Tribunales, con dos presupuestos y dos administraciones. Debe recordarse que los derechos de importación son tributos y que en la práctica ambos cumplían la misma función. A lo anterior se agrega la ventaja de la reducción de gastos administrativos, la unificación de formatos y de los textos de las resoluciones y la integración de los vocales que ahora forman parte de una sola institución.
1.3 El Código Tributario Y La Ley General De Aduanas
Si bien desde el 22 de abril de 1996 existe un sólo órgano de resolución en última instancia administrativa en materia aduanera y de tributación interna, permanecían vigentes dos procedimientos diferenciados para la impugnación administrativa de los actos de la Aduana (regulados por la Ley General de Aduanas) y de los órganos administradores de los tributos internos (regulados por el Código Tributario).


1.4 La Unificación Del Procedimiento Contencioso Tributario

 

Con la entrada en vigencia de la nueva Ley General de Aduanas aprobada por Decreto Legislativo No 809, a partir del 25 de diciembre de 1996 se dispuso que (salvo algunas excepciones específicas), los procedimientos de impugnación de los actos emitidos por la Aduana serían regulados por el Código Tributario.

En la actualidad se mantienen las racionalidades distintas en materia aduanera y en materia de tributación interna, respecto a los objetivos principales de cada órgano de administración de tributos; sin embargo, se ha logrado la unificación orgánica-institucional (fusión por absorción) de la última instancia administrativa en materia contenciosa y la unificación de los procedimientos para el trámite de las impugnaciones de índole contencioso-administrativo.

Empero y a pesar de sus ventajas, la referida doble unificación (órganica-institucional y procesal) ha creado también algunos problemas derivados principalmente de la diferencia existente entre el objetivo principal de la administración aduanera y el de los órganos de administración de los tributos internos, así como de la forma y oportunidad en que se efectivizó legislativa y funcionalmente aquella. De manera que los órganos de resolución en primera instancia administrativa en materia aduanera han encontrado ciertos obstáculos para la aplicación de las normas procesales del Código Tributario que fueron diseñadas originalmente para el procedimiento contencioso relativo a tributos internos.
PRINCIPALES MODIFICACIONES
Algunas de las principales modificaciones en el procedimiento contencioso administrativo en materia aduanera han recaído sobre los siguientes temas:
Apelación de las multas impuestas por la Aduana El recurso de reconsideración El comiso administrativo La cuantía mínima y la calificación de las apelaciones de puro derecho La demanda contencioso administrativa La queja


DESARROLLO Y PROBLEMA DE LAS MODIFICACIONES

3.1 Apelación De Multas Impuestas Por La Aduana
De acuerdo con la nueva Ley General de Aduanas y su reglamento, no son apelables al Tribunal Fiscal los actos de la administración que impongan la sanción de multa en los casos siguientes:

Cuando los responsables de los almacenes aduaneros impidan a la autoridad aduanera las labores de inspección o de reconocimiento, destinen áreas autorizadas para recinto aduanero a fines distintos y cuando ubiquen mercancías sin nacionalizar en áreas diferentes a las autorizadas; Cuando los declarantes o los despachadores de aduana no presenten la declaración jurada de su movimiento operacional correspondiente al ejercicio anual anterior, dentro de los treinta (30) días siguientes al término del período, o la presenten en forma extemporánea, incompleta o con información errónea; si no comunican la composición de su directorio o gerencia, así como el cambio de domicilio dentro del plazo de cinco días de efectuado; el uso indebido de documentos identificatorios otorgados por la Aduana, o su no devolución cuando se renueven, si cambian de representante legal o cuando un servidor del agente deje de prestar servicios para éste; cuando no llevan los libros, registros y documentos aduaneros exigidos o los mantienen desactualizados, incompletos o sin cumplir con las formalidades prescritas para cada libro o registro.

Se trata, como se puede apreciar, de las llamadas multas administrativas que no tienen naturaleza tributaria. Por esta razón el reglamento de la Ley General de Aduanas ha precisado que frente a una sanción administrativa, son órganos de resolución en primera instancia: Las intendencias operativas de la Aduana y la Intendencia Nacional de Fiscalización, correspondiendo a las primeras conocer y resolver las reclamaciones que se produzcan en su jurisdicción (aduanas provinciales) y a la Intendencia Nacional de Fiscalización las reclamaciones de los asuntos que debe conocer originalmente. Adicionalmente, la Intendencia Nacional de Recaudación Aduanera es competente para resolver los recursos de apelación, en lo concerniente a las resoluciones emitidas por la Intendencia Nacional de Fiscalización en los asuntos que conozca originalmente y por las Intendencias de Aduana.

Las demás multas establecidas en la Ley General de Aduanas, que son la mayoría, (todas de índole tributaria por estar vinculadas a los derechos de importación, a los regímenes aduaneros o a los de beneficios especiales), se resuelven conforme al procedimiento establecido en el Código Tributario, vale decir, los órganos de resolución en primera instancia son las intendencias de Aduana en las reclamaciones que se produzcan en su jurisdicción y la Superintendencia Nacional de Aduanas en las reclamaciones de los asuntos que conozca originalmente. En segunda instancia, es competente para resolver las apelaciones el Tribunal Fiscal.
Las disposiciones que regulaban el anterior procedimiento contencioso tributario establecían que el Tribunal Fiscal era competente para resolver todas las apelaciones sobre multas establecidas en la Ley General de Aduanas, con excepción de las multas administrativas recaídas sobre los agentes de aduanas, pero esta excepción no establecía de manera expresa y taxativa cuales eran estas multas, por lo que en cada caso era necesario efectuar un análisis de la multa cuestionada para interpretar si debía o no ser conocida por el Tribunal Fiscal, lo que complicaba la resolución de los expedientes.

 
3.2 Reconsideración

 

La anterior Ley General de Aduanas y su reglamento contemplaban como una etapa del procedimiento contencioso el recurso de reconsideración, el cual se interponía ante el mismo órgano que había resuelto la reclamación. Los supuestos para la presentación de una reconsideración eran tres: cuando la resolución recaída sobre la reclamación contenía errores formales, hubiere omitido resolver algún asunto planteado en la reclamación o cuando el recurso se sustentaba en nueva prueba instrumental.
En la nueva normatividad procesal vigente, la reconsideración ha sido eliminada del procedimiento contencioso tributario; supresión que constituye un acierto toda vez que no se justificaba la existencia de un recurso que debía ser resuelto por el mismo órgano que había emitido pronunciamiento en la etapa de reclamación y que dificilmente podía cambiar de criterio. Además, la reclamación es, en rigor, una reconsideración, porque se formula ante la misma autoridad que ha expedido el acto reclamado, por lo que la reconsideración se tornaba en una etapa repetitiva e inútil.
Sin embargo, la reconsideración se mantiene vigente para solicitudes no contenciosas que no estén vinculadas a la determinación de la obligación tributaria, por ejemplo una solicitud para renovar el documento de identidad para ingresar al recinto aduanero, etc.

 
3.3 Comiso Administrativo

 

Según el Código Tributario no es posible interponer reclamación contra la resolución que dispone el comiso de bienes; solo corresponde presentar recurso de apelación dentro del tercer día de decretado el mismo.

Este precepto legislativo ha dado lugar a uno de los conflictos más graves en la aplicación de las normas procesales derivado de la unificación de los procedimientos, a que me referí anteriormente.

En realidad, el comiso a que se refiere el Código Tributario no tiene la misma naturaleza que el comiso establecido en la Ley General de Aduanas. En materia aduanera, debido a que la Aduana es el órgano encargado de controlar el ingreso de las mercancías al país, sus funcionarios están en constante contacto con éstas y tienen mayor oportunidad de detectar infracciones sancionadas con el comiso, por lo que esta sanción es aplicada frecuentemente. En cambio, el comiso que impone Sunat (órgano encargado de administrar los tributos internos) se aplica de manera excepcional. Asimismo, el comiso administrativo utilizado por la Aduana supone la pérdida de la propiedad; lo que no sucede necesariamente cuando la Sunat aplica dicha sanción.
En virtud de estas diferencias el Tribunal Fiscal, con el fin que los contribuyentes no se vean perjudicados por desconocimiento de las nuevas normas procesales que establecen la apelación directa en plazo perentorio, se ha visto obligado a interpretar que las disposiciones sobre apelación del comiso establecidas en el Código Tributario no son aplicables al comiso en materia aduanera, considerando, en cambio, que para impugnar la aplicación de un comiso aduanero se debe seguir el procedimiento contencioso tributario regular, es decir que debe existir una reclamación en primera instancia administrativa previa a la apelación ante el Tribunal Fiscal.


3.4 La Cuantía Mínima Y La Calificación De Las Apelaciones

 

La cuantía mínima y la calificación de las apelaciones de puro derecho se ha dejado sin efecto el requisito que establecía el anterior procedimiento en el sentido que el quantum materia de la controversia tenía que exceder un determinado monto (aproximadamente US $. 3,000), para que el Tribunal Fiscal conociera y resolviera las apelaciones. Si bien la finalidad de la cuantía mínima para apelar era atendible en teoría (evitar un número excesivo de apelaciones), en la práctica se produjeron situaciones no deseadas, como el abuso de algunas autoridades aduaneras que imponían sanciones en el límite de dicha cuantía o de los propios interesados que, para eludir dicho requisito, formulaban apelaciones de puro derecho cuando no correspondía. Por tanto, se optó por la modificación legislativa y actualmente todas las apelaciones pueden ser resueltas por el Tribunal Fiscal, respetándose así la pluralidad de instancias en materia administrativa, el legítimo derecho a la defensa y los demás principios del debido proceso.

Por otro lado, también se ha modificado el tratamiento de las apelaciones cuyo fundamento se basa en cuestiones de puro derecho, para dar paso a lo que dispone el Código Tributario sobre esta materia. En efecto, como he señalado, anteriormente la apelación de puro derecho era una vía que se usaba para obviar el requisito de la cuantía mínima. Actualmente y ya eliminada la condición de la cuantía, el Código Tributario ordena al Tribunal Fiscal la calificación previa de la impugnación como de puro derecho. En caso contrario, debe remitir el recurso al órgano competente con notificación al interesado, para que se tenga por interpuesta la reclamación en primera instancia.


3.5 Demanda contencioso administrativa

 

Conforme al Código Tributario, con la resolución del Tribunal Fiscal termina el procedimiento administrativo, pero tanto el contribuyente como el fisco pueden acudir al fuero común para impugnar la sentencia administrativa, porque dicha facultad está en la esencia del sistema de control judicial adoptado por el Perú. En este contexto, antes de las reformas procesales objeto de estos comentarios, contra lo resuelto por el Tribunal Fiscal se podía interponer recurso de revisión directamente ante el Poder Judicial. En la actualidad, no solo ha cambiado su denominación por el de demanda contencioso administrativa, sino que se ha fijado un procedimiento diferente, el cual implica entre otras modificaciones: su presentación ante el Tribunal Fiscal que califica su admisibilidad, el plazo de presentación, el pago previo de la deuda (solve et repete) o una garantía adecuada, cuando la demanda es formulada por el contribuyente. Además, se ha establecido nuevos plazos para la presentación de alegatos e informe oral y para que la Corte Suprema de Justicia expida sentencia. Todas estas modificaciones están dirigidas a acelerar el proceso en su fase judicial.


3.6 LA QUEJA

 

La queja no constituye una etapa en el contencioso tributario, sino que, mas bien, es un recurso que sirve como medio de defensa al contribuyente ante irregularidades que la administración pudiera cometer durante el trámite del procedimiento.
En materia aduanera, las disposiciones que regulaban el anterior procedimiento contemplaban la posibilidad que los reclamantes utilizaran dicho recurso solamente cuando la administración no expedia sus fallos dentro de los plazos previstos en el reglamento de la Ley General de Aduanas y señalaban, además, que la queja debía ser resuelta por el superior jerárquico dentro de la propia administración aduanera, lo que entorpecía su eficacia como medio de garantía para el reclamante.
Actualmente, la queja no solamente puede ser interpuesta bajo ese supuesto, porque el Código Tributario establece que puede ser presentada cuando existan, en general, actuaciones o procedimientos del órgano de primera instancia que afecten directamente o infrinjan lo establecido en ese texto legal, con lo cual ahora los alcances de la queja son más amplios. Por otro lado, el encargado de resolver la queja ya no es el superior jerárquico en la misma administración, sino que es resuelta por el Tribunal Fiscal, ante el que se presenta el recurso directamente y que debe resolverlo en un plazo muy breve (20 días).

 

CAPITULO II

 

PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO ADUANERO

1.- GENERALIDADES

Los servicios aduaneros son esenciales y están destinados a facilitar el comercio exterior, contribuyendo al desarrollo nacional y velando por el interés fiscal. El Estado promueve la participación de los agentes económicos en la prestación de los servicios aduaneros, mediante la delegación de funciones al sector privado.

Los principios de buena fe y de presunción de veracidad son base para todo trámite y procedimiento administrativo aduanero de comercio exterior.

La Ley aduanera rige para todas las actividades aduaneras del Perú y será aplicable a toda persona, mercancía y medio de transporte que crucen las fronteras aduaneras.

Para el desarrollo y facilitación de dichas actividades ADUANAS podrá expedir normas y establecer procedimientos que regulen la emisión, transferencia, uso y control de la información, relacionadas con tales actividades, sea esta soportada por medios documentales, magnéticos o electrónicos, la que se reputará legítima, salvo prueba en contrario.

 

1.1 Potestad Aduanera

 

Potestad Aduanera es la facultad que tiene ADUANAS para aplicar las normas legales y reglamentarias que regulan las actividades aduaneras y el paso, ingreso o salida de personas, mercancías y medios transportes por el territorio aduanero, así como exigir su cumplimiento.

  1. ADUANAS es el organismo del Estado encargado de la administración, recaudación, control y fiscalización del tráfico internacional de mercancías, medios de transporte y personas, dentro del territorio aduanero

Los agentes operadores de comercio exterior que intervienen en los procedimientos aduaneros son responsables administrativa, tributaria, civil y  penalmente del cumplimiento de las obligaciones que se deriven de su participación.

  1. ADUANAS, es el organismo del Estado facultado para interpretar y emitir pronunciamiento técnico-tributario sobre los alcances de las disposiciones legales en materia aduanera.
  2. Territorio aduanero es la parte del territorio nacional que incluye el espacio acuático y aéreo, dentro del cual es aplicable la legislación aduanera. Las fronteras del territorio aduanero coinciden con las del territorio nacional.

La circunscripción territorial aduanera sometida a la jurisdicción de cada   Aduana se divide en Zona Primaria y zona Secundaria.

1.2 Retiro de las Mercancías de la Potestad Aduanera

1.2.1 Entrega Material de las Mercancías

La entrega de las mercancías sólo procederá previa comprobación por el depositario, que se haya cancelado o garantizado, según el caso, la deuda aduanera y se haya cumplido con las formalidades aduaneras exigidas de acuerdo con el régimen solicitado.

La consignación de las mercancías se acreditan con el documento del transporte correspondiente. La entrega de las mercancías en mérito a tales documentos, expedidos con las formalidades requeridas, no generarán responsabilidad alguna al Estado, ni al personal que haya procedido en mérito a ellos.

1.3 Garantías Aduaneras

 

Se considerarán garantías para los efectos de esta Ley y su Reglamento, los documentos fiscales, los documentos bancarios y comerciales y otros que aseguren a satisfacción de

ADUANAS el cumplimiento de las obligaciones contraídas con ella, incluidas las garantías nominales presentadas por el Sector Público Nacional, Universidades, Organismos Internacionales, Misiones, Diplomáticas y en general entidades que por su prestigio y solvencia moral sean aceptadas por el Superintendente Nacional de Aduanas.

El Reglamento establecerá las modalidades de garantías, pudiendo ser esta modificada por Resolución del Titular de Economía y Finanzas.

ADUANAS, establecerá las características y condiciones para la aceptación de las mismas.

1.4 Fianza Bancaria –  Impugnación

Cuando se trate de Fianza Bancaria por impugnación de Derechos, podrá solicitarse al órgano administrador la suspensión de la cobranza, debiendo mantenerse vigente la fianza, hasta la resolución definitiva de la impugnación.

2.-OBLIGACIÓN TRIBUTARIA ADUANERA

 En la obligación tributaria aduanera intervienen como sujeto activo en su calidad de acreedor tributario, ADUANAS y, como sujeto pasivo en su condición de deudor, el contribuyente o responsable. Para el cumplimiento de las obligaciones tributarias aduaneras, son contribuyentes los dueños o consignatarios.

Los Agentes de Aduanas, son responsables solidarios con su comitente por los adeudos que se formulen como consecuencia de los actos aduaneros en que hayan participado.

2.1 La Obligación Tributaria nace:

a)      En la importación y en el tráfico postal, en la fecha de la numeración de la declaración;

b)      En el traslado de mercancías de zonas de tributación especial a zonas de tributación común, en la fecha de la solicitud de traslado; y,

c)      En la transferencia de mercancías ingresadas con exoneración tributaria, en la fecha de la solicitud de transferencia.

Los Derechos Arancelarios y demás impuestos que corresponda aplicar serán los vigentes en la fecha del nacimiento de la obligación tributaria.

En todos los casos se aplicará el tipo de cambio vigente A la fecha de cancelación.

Los cargos que se formulen se regirán por las normas dispuestas en los párrafos anteriores, en lo que corresponda

La base imponible para la aplicación de los derechos arancelarios se determinará conforme al sistema de valoración vigente. La tasa arancelaria se aplicará de acuerdo con el Arancel de Aduanas y demás normas pertinentes.

La base imponible y las tasas de los demás impuestos se aplicarán conforme a las normas propias de cada uno de ellos. Los derechos arancelarios y demás impuestos se aplican sobre la mercancía declarada y, en caso de reconocimiento físico, sobre la mercancía encontrada, siempre que, esta sea menor a la declarada. En caso que la mercancía encontrada fuere mayor a la declarada, la diferencia caerá en comiso, de acuerdo a lo que señale el Reglamento.

Toda norma legal que aumente los derechos arancelarios, no será aplicable a las mercancías que se encuentren en los siguientes casos:

  1. Que hayan sido adquiridas antes de su entrada en vigencia, de acuerdo a lo que señale el Reglamento
  2. Que se encuentren embarcadas con destino al país antes de la entrada en vigencia, de acuerdo a lo que señale el reglamento;
  3. Que se encuentren en Zona Primaria y no hayan sido destinadas a algún régimen u operación aduanera antes de su entrada en vigencia.

Están inafectas del pago de los derechos arancelarios, de acuerdo con los requisitos y condiciones que establezca el Reglamento, las siguientes mercancías:

a)      Las muestras sin valor comercial;

b)      Los premios obtenidos en el exterior por peruanos o extranjeros residentes en el Perú, en exposiciones, concursos, competencias deportivas en representación oficial del país;

c)      Los féretros o anforas que contengan cadáveres o restos humanos:

d)      Los vehículos especiales y las prótesis para el uso exclusivo de discapacitados;

e)      Las donaciones efectuadas a las entidades del Sector Público Nacional con excepción de las empresas públicas, así como a las entidades religiosas y las fundaciones legalmente establecidas, cuyo instrumento de constitución comprendan alguno o varios de los siguientes fines: educación, cultura, ciencia, beneficencia, asistencia social y hospitalaria;

f)        El equipaje y menaje de los peruanos que fallezcan fuera del Perú:

g)       La Repatriación de bienes que pertenecen al patrimonio cultural de la nación;

h)      Las importaciones efectuadas por Universidades, Institutos Superiores y Centros Educativos, a que se refiere el Artículo 19 de la Constitución Política del Perú, de bienes para la prestación exclusiva de servicios de enseñanza, conforme a las disposiciones que se establezcan.

i)        Los medicamentos y/o insumos que se utilizan para la fabricación nacional de equivalentes terapéuticos para el tratamiento de enfermedades oncológicas y del VIH/SIDA.

La determinación de la obligación tributaria puede realizarse mediante autoliquidación por el contribuyente o responsable o liquidación por la Aduana.

2.2  La Obligación Tributaria, es exigible:

a)A partir del cuarto día siguiente a la numeración de las liquidaciones de la Declaración de Aduanas, con las excepciones contempladas por Ley.

b)           En los casos sujetos al Sistema Anticipado de Despacho Aduanero, al momento de la presentación de la Declaración;

c)En los cargos, a partir del décimo primer día siguiente a la notificación de ADUANAS.

El pago del adeudo se hará al contado, antes del levante, salvo los casos permitidos por Ley.

La deuda aduanera esta constituida por los derechos arancelarios y demás impuestos, en su caso por las multas que correspondan y, por los intereses moratorios y compensatorios. Los intereses moratorios se aplicarán sobre el monto de los tributos y las multas exigibles y se liquidarán por mes o fracción de mes a partir de la fecha de vencimiento del plazo para el pago del adeudo.

Los intereses compensatorios se aplicarán en los casos que establezca la presente Ley.

ADUANAS fijará la Tasa de interés Moratorio (TIM) respecto a los tributos que administra, de acuerdo al procedimiento señalado en el Código Tributario.

2.3 Extinción de la Obligación Tributaria

La obligación tributaria aduanera se extingue además de los supuestos señalados en el Código Tributario por la destrucción de la mercancía o por adjudicación directa.

La acción de ADUANAS para determinar la deuda tributario aduanera, así como para cobrar los tributos y/o aplicar sanciones o devolver lo pagado indebidamente o con exceso prescribe a los cuatro (4) años.

Por Decreto Supremo refrendado por el Titular del Sector Economía y Finanzas, previo informe de ADUANAS, se podrá reducir el plazo señalado en el párrafo anterior.

Artículo 22.- Los casos de interrupción del plazo prescriptorio se determinarán en el Reglamento.

3.- ENTRADA Y SALIDA DE MERCANCÍAS

Todo medio de transporte procedente del exterior que llegue al Territorio Aduanero deben arribar obligatoriamente por lugares habilitados, dirigirse a la aduana que ejerza la competencia territorial correspondiente y presentar el manifiesto de carga y demás documentación que establezca el reglamento, a efecto de obtener la autorización de la descarga de la mercancía.

La autorización señalada en el párrafo anterior no constituye impedimento para que la Autoridad Aduanera efectúe las revisiones pertinentes y adopte las medidas que estime necesarias en salvaguardar del interés fiscal.

Las autoridades marítima, aérea, fluvial, lacustre o terrestre no podrán autorizar la carga, descarga y movilización de mercancías sin la conformidad de la Aduana, la que también será necesaria para permitir la salida de todo medio de transporte.

Los conductores de cualquier medio de transporte o sus representantes entregarán a la aduana competente, al momento de su salida los documentos que establezca el Reglamento.

Las personas que lleguen al país con sus propios medios de transporte deberán presentar directamente su Declaración al control aduanero del lugar de entrada de acuerdo a lo señalado en el Reglamento.

3.1 Arribo Forzoso del Medio de Transporte

Se entiende por arribo forzoso, el ingreso de cualquier medio de transporte, a un lugar del territorio aduanero, por caso fortuito o fuerza mayor debidamente comprobado por la autoridad correspondiente quien deberá comunicar tal hecho a ADUANAS Las mercancías provenientes de naufragios o accidentes serán entregadas a la Autoridad Aduanera de la jurisdicción.

3.1.1 Descarga y Carga de las Mercancías

La descarga de las mercancías se efectuará dentro de la zona primaria. Excepcionalmente podrá autorizarse la descarga en la zona secundaria en circunstancias especiales de acuerdo a lo señalado en el Reglamento.

Toda mercancía que va a ser embarcada en cualquier puerto, aeropuerto o Terminal terrestre, deberá ser presentada y puesta a disposición de la Aduana quedando sometida a su potestad, hasta que la autoridad respectiva autorice la salida del medio de transporte.

3.1.2 Manifiesto de Carga y Entrega de la Carga

El transportista o su representante en el país deberá entregar el Manifiesto y la carga, de acuerdo a las reglas y plazos que señale el Reglamento. Las compañías transportadoras serán responsables de las mercancías hasta su entrega a los almacenes aduaneros. Las mercancías deberán ser entregadas y recepcionadas al término de la descarga y como constancia se confeccionará una lista de bultos o mercancías faltantes o sobrantes, la que junto con la respectiva nota de tarja serán suscritas por el transportista y el almacenista.

ADUANAS, podrá aceptar un margen de tolerancia de hasta el porcentaje que fije el reglamento respecto de la carga de gran volumen o a granel, consignada en el manifiesto de carga, para el sólo efecto que este hecho no constituya infracción sancionable.

Los errores, corrección y cancelación de los manifiestos de carga se regularán conforme a las normas que fije el reglamento.

 3.1.3  Agentes de Carga Internacional

El Agente de Carga Internacional deberá estar acreditado como tal ante ADUANAS y contar con autorización extendida por el Ministerio de Transportes Comunicaciones, Vivienda y Construcción.

El Agente de Carga Internacional es responsable solidario cuando actúa en calidad de transportista contractual, por los actos que realice el transportista de hecho, desde que recibe la mercancía hasta la entrega de la misma o cuando ejerza la representación legal del transportista. El Agente de Carga Internacional será responsable de la presentación ante ADUANAS de los documentos que acreditan la desconsolidación de las mercancías, de acuerdo a lo que señale el reglamento.

 

3.2 Almacenamiento de Mercancías y de la Responsabilidad del Depositario

Los Almacenes Aduaneros serán autorizados por ADUANAS de acuerdo con las condiciones requisitos que se establezcan en el Reglamento.

Las mercancías procedentes del exterior se depositarán y mantendrán bajo control aduanero en Terminales de Almacenamiento, autorizados por ADUANAS, donde podrán permanecer por el plazo de treinta (30) días, computado a partir del día siguiente del término de la descarga, a cuyo vencimiento caerán en abandono si no fueran solicitadas a una destinación aduanera.

La Autoridad Aduanera de la jurisdicción, mediante Resolución, podrá autorizar por el plazo de treinta (30) días, contados a partir del término de la descarga, el almacenamiento de mercancías en locales situados fuera de la zona primaria, cuando la cantidad, volumen, naturaleza de las mercancías o las necesidades de la industria y el comercio así lo ameriten. Estos locales son considerados zona primaria.

Los Almacenes Aduaneros son responsables por los daños y pérdidas de las mercancías ingresadas a los recintos a su cargo, así como el pago de los derechos y demás tributos correspondientes. ADUANAS y los dueños y consignatarios tendrán igual responsabilidad por las mercancías que reciban en sus almacenes.

No existirá responsabilidad en los casos siguientes:

a)      Caso fortuito o fuerza mayor;

b)      Causa inherente a las mercancías

c)      Falta de contenido debido a la mala condición de los envases o embalaje, si se ha verificado al momento de recibirse las mercancías por la entidad correspondiente

d)      Daños causados por la acción atmosférica cuando no corresponda almacenarlas en recintos cerrados.

El bulto desembarcado en mala condición exterior con huellas de haber sido abierto o con peso o contenido distinto al manifestado deberá ser inventariado bajo responsabilidad del transportista y del almacenista en un plazo que no excederá las veinticuatro (24) horas de recepcionada la mercancía.

4.- DEL DESPACHO ADUANERO DE LAS MERCANCIAS

 

4.1 Declaración de las Mercancías

Mediante declaración formulada en el documento aprobado por ADUANAS se solicitará la destinación aduanera ante la aduana bajo cuya jurisdicción se encuentran las mercancías, dentro del plazo de treinta (30) días computados a partir del día siguiente al término de la descarga, que será presentada por los Despachadores de Aduana y demás personas legalmente autorizadas.

Transcurrido este plazo la mercancía sólo podrá ser sometida al régimen de importación definitiva. Sólo se aceptará a trámite la Declaración de Aduanas de mercancías que han ingresado al territorio nacional.

Se exceptúa de lo dispuesto en el párrafo anterior la destinación aduanera de las mercancías sujetas al Sistema Anticipado de Despacho Aduanero, así como la de los Despachos Urgentes los que se regulan por lo establecido en el Reglamento.

La Declaración aceptada por ADUANAS es definitiva y servirá de base para determinar la obligación tributaria aduanera, salvo las enmiendas que puedan realizarse de constatarse errores no señalados como infracción aduanera.

Sin embargo, podrá ser dejada sin efecto por la Administración Aduanera cuando legalmente no haya debido ser aceptada, cuando se acepte el cambio de destinación o la mercancía no apareciera, de acuerdo con lo que establezca el Reglamento.

5.- REGIMENES, OPERACIONES Y DESTINOS ADUANEROS

El tráfico de mercancías por las Aduanas de la República será objeto de los regímenes, operaciones y destinos aduaneros especiales o de excepción señalados en este Título. Las mercancías sujetas a Convenios y Tratados Internacionales se rigen por lo dispuesto en ellos.

Los regímenes de importación, admisión temporal e importación temporal y depósito podrán sujetarse al Sistema Anticipado de Despacho Aduanero, siempre que se trate de mercancías consignadas a un sólo destinatario. Para acogerse a este sistema se deberá cumplir con los requisitos que señale el Reglamento.

Las mercancías deben arribar en un plazo no superior a treinta (30) días, contados desde la fecha de numeración de la declaración, vencido dicho plazo las mercancías se someterán al Régimen de

Importación normal.

ADUANAS, señalará los porcentajes de reconocimiento físico aleatorio de las mercancías sujetas a los regímenes, operaciones y destinos aduaneros, así como los lugares en los que podrá efectuarse, el que en ningún caso deberá exceder del quince por ciento (15%), salvo el caso de las aduanas de provincia cuyo porcentaje será aprobado por Resolución de Superintendencia conforme a los criterios que establezca el reglamento.

Las mercancías amparadas en un sólo conocimiento de embarque, guía aérea o carta porte, siempre que no constituyan una unidad y salvo los casos en que las mercancías se presenten en pallets o contenedores, podrán ser objeto de despachos parciales y/o sometidas a destinaciones distintas de acuerdo con el procedimiento que establezca el Reglamento.

La responsabilidad por el incumplimiento de las obligaciones derivadas de la aplicación de los regímenes de importación temporal, exportación temporal y admisión temporal, recae exclusivamente en los beneficiarios de dichos regímenes.

5.1 De la Importación

Es el régimen aduanero que permite el ingreso legal de mercancías provenientes del exterior, para ser destinadas al consumo.

Las mercancías extranjeras se considerarán nacionalizadas cuando quedan expeditas para su levante, momento en que culmina el despacho de importación.

El despacho de envíos urgentes, que en razón de su naturaleza constituyen envíos de socorro o urgencia, se efectuará limitando el control de la Aduana al mínimo necesario.

Las mercancías extranjeras importadas en zonas de tratamiento aduanero especial se considerarán nacionalizadas sólo respecto a dichos territorios.

Para que dichas mercancías se consideren nacionalizadas en el territorio aduanero deberán someterse a la legislación general vigente en el país, sirviéndoles como pago a cuenta los tributos que hayan gravado su importación.

5.2 De la Exportación

Es el régimen aduanero aplicable a las mercancías en libre circulación que salen del territorio aduanero para su uso o consumo definitivo en el exterior.

Las mercancías deberán ser embarcadas dentro del plazo máximo de diez (10) días, contados desde la fecha de la numeración de la orden de embarque. La regularización de la Declaración de Exportación se efectuará dentro del plazo de quince (15) días computado a partir del término del último embarque. La exportación de bienes no está afecta a ningún tributo. Sólo para fines estadísticos ADUANAS aplicará la tasa ficta de 0%.

La exportación definitiva no procederá para las mercancías que sean patrimonio cultural y/o histórico de la nación así como otras de exportación prohibida y restringida.

5.3 Regímenes Suspensivos

 

5.3.1 Tránsito

Es el Régimen Aduanero, mediante el cuál las mercancías pueden ser trasladadas sólo con destino al exterior, con suspensión del pago del tributo. Toda mercancía para ser considerada en tránsito deberá estar obligatoriamente declarada como tal en el manifiesto de carga.

El tránsito internacional se rige por los Acuerdos o Convenios suscritos por el Perú

y en cuanto no se opongan a ellos, por lo dispuesto en esta Ley y en su Reglamento.

5.3.2 Transbordo

Es el Régimen Aduanero por el cuál bajo control de ADUANAS se efectúa la transferencia de mercancías con destino al extranjero, del medio de transporte utilizado para la llegada a aquel utilizado para su salida, con la sola presentación de la copia del manifiesto.

5.3.3 Depósito de Aduana

Es el Régimen Aduanero, que permite almacenar las mercancías que llegan al territorio aduanero bajo control de la Aduana, en lugares autorizados, sin el pago de los derechos arancelarios y demás impuestos que gravan la importación, siempre que no hayan sido solicitadas a ningún régimen aduanero ni se encuentren en situación de abandono.

El plazo del depósito será el que fije el interesado en su solicitud, la misma que será aprobada automáticamente por el sólo mérito de su presentación, no debiendo exceder dicho plazo de seis (6) meses. Si el plazo solicitado fuese menor, las prórrogas serán aprobadas automáticamente con la sola presentación de la solicitud, sin exceder en conjunto el plazo máximo antes señalado.

La mercancía depositada podrá ser destinada a consumo, reembarcada al exterior, importada o admitida temporalmente, en forma total o parcial.

Los depositarios acreditarán el almacenamiento mediante la expedición de

Certificados de Depósito, los que podrán ser desdoblados y endosados por sus poseedores antes del vencimiento del plazo autorizado para el depósito.

 

6.- REGÍMENES TEMPORALES

Es el Régimen Aduanero, que permite recibir en el territorio nacional con suspensión de los derechos arancelarios y demás impuestos aplicables a la importación, debidamente garantizados, las mercancías extranjeras que se señale por Resolución Ministerial de Economía y Finanzas destinadas a cumplir un fin determinado en un lugar específico y ser reexportadas en el PLAZO establecido sin haber experimentado modificación alguna, con excepción de la depreciación normal como consecuencia del uso.

El plazo de la importación temporal será el que fije el interesado en su solicitud, la misma que será aprobada automáticamente por el sólo mérito de su presentación, no debiendo exceder dicho plazo de doce (12) meses. Si el plazo solicitado fuese menor, las prórrogas serán aprobadas automáticamente con la sola renovación de la garantía sin exceder en conjunto el plazo máximo antes señalado. Por excepción se permitirá su regularización con los siguientes supuestos:

a)      Con la nacionalización de la mercancía, en cuyo caso se aplicará un interés compensatorio igual al promedio mensual de la TAMEX por mes o fracción de mes, computado a partir de la fecha de numeración de la Declaración de Importación Temporal hasta el momento de solicitar la nacionalización.

b)       Cuando exista un porcentaje de merma,o por la destrucción total o parcial por caso fortuito o fuerza mayor, de acuerdo con lo que señale el Reglamento. Tratándose de material de embalaje de productos de exportación, en casos debidamente justificados se podrá solicitar un plazo adicional, de hasta seis (6) meses, al señalado en el primer párrafo del presente Artículo.

6.1 Exportación Temporal

Es el Régimen Aduanero que permite la salida temporal al exterior de mercancías nacionales o nacionalizadas con la obligación de reimportarlas en un plazo determinado, en el mismo estado o luego de haber sido sometidas a una reparación, cambio o mejoramiento de sus características.

El plazo de la exportación temporal será automáticamente concedido por doce(l2) meses, computados a partir de la fecha del término del embarque de la mercancía dentro del cual deberá efectuarse la reimportación.

El plazo señalado en el párrafo anterior podrá ser ampliado por ADUANAS, a solicitud del interesado, en casos debidamente justificados. Vencido el plazo de exportación temporal, o el de la prórroga en su caso, la mercancía se considerará automáticamente exportada en forma definitiva.

Se considerará como una exportación temporal el cambio o reparación de mercancías que, habiendo sido nacionalizadas, al momento de su instalación resulte deficiente o no corresponda a la solicitada por el importador, siempre y cuando dicha exportación se efectúe dentro de los tres (3) meses contados a partir de la numeración de la Declaración de Importación y previa presentación de la documentación justificatoria. En este caso no se generará obligación tributaria alguna.

Los beneficiarios del Régimen de Exportación Temporal podrán solicitar la exportación definitiva de la mercancía dentro del plazo temporalmente concedido, para lo cual deberán cumplir con las formalidades establecidas en la presente Ley y su Reglamento, con lo que se dará por regularizado el régimen.

No podrá incluirse en el Régimen de Exportación Temporal las mercancías cuya salida del país estuviera restringida o prohibida, salvo que estén destinadas a exposiciones o certámenes de carácter artístico, cultural, deportivo o similares y que cuente con la autorización de las autoridades respectivas.

Se considerará como temporal una exportación, cuando se acredite que la mercancía exportada no fue aceptada en el país de destino.

El plazo para acogerse a lo dispuesto en el párrafo anterior será de doce (12) meses, contado a partir de la fecha del término del embarque de la mercancía.

Cuando las mercancías exportadas temporalmente se reimporten, después de ser reparadas o perfeccionadas en el exterior, la determinación de la base imponible para el cobro de los derechos arancelarios y demás tributos se calculará sobre el monto del valor agregado.

 

6.2 Regímenes de Perfeccionamiento

6.2.1 Admisión Temporal para Perfeccionamiento Activo

 

Es el Régimen Aduanero que permiten el ingreso de ciertas mercancías extranjeras al territorio aduanero con suspensión del pago de los derechos arancelarios y demás impuestos que graven su importación, para ser exportadas dentro de un plazo determinado, luego de haber sufrido una transformación o elaboración, debiendo dichas mercancías estar materialmente incorporadas en el producto exportado.

Asimismo, podrán someterse a este Régimen aquellas mercancías que se utilicen directamente en el proceso de producción, tales como catalizadores, aceleradores o ralentizadores, que se consumen durante dicho proceso. Están comprendidos en este régimen los procesos de maquila.

Cualquier persona natural o jurídica podrá hacer uso de la Admisión Temporal, la que se entenderá concedida automáticamente por el plazo de veinticuatro (24) meses.

Los solicitantes de la Admisión Temporal deberán constituir garantía por los derechos e impuestos suspendidos a favor de ADUANAS, la que podrá otorgarse por plazo menor al referido en el párrafo precedente y podrá ser renovada dentro de su vigencia a la sola presentación de la nueva garantía.

Las personas naturales o jurídicas, solicitantes de la Admisión Temporal, que califiquen como buenos contribuyentes, podrán respaldar sus obligaciones en la forma y modo que a propuesta de ADUANAS se establezca mediante Resolución Ministerial de Economía y Finanzas.

ADUANAS ejecutará la garantía, total o parcialmente, si esta no ha sido renovada y existiesen saldos pendientes. En este caso, la mercancía se entenderá automáticamente nacionalizada y el monto de la garantía se aplicará al pago de los derechos de aduana y demás impuestos de importación suspendidos, más un interés compensatorio igual al promedio mensual de la TAMEX por mes o fracción de mes contado a partir de la fecha de numeración de la Declaración.

Las mercancías admitidas temporalmente podrán ser objeto por una sola vez de transferencia automatice a favor de terceros bajo cualquier título, de acuerdo a lo que señale el reglamento.

La Admisión Temporal se entenderá automáticamente cancelada por ADUANAS con la exportación directa o indirecta de los productos compensadores o su ingreso a una zona franca industrial o depósito franco.

Asimismo, la cancelación se concederá automáticamente por los siguientes supuestos:

a)      La reexportación de las mercancías admitidas temporalmente o contenidas en excedentes con valor comercial.

b)       Nacionalización de las mercancías con admisión Temporal como tales, contenidas en productos compensadores y/o en excedentes con valor comercial. Al efecto, se aplicarán las siguientes reglas:

1.-Los tributos aplicables serán los vigentes a la fecha de numeración de la   Declaración de Importación aplicándose un interés compensatorio igual al promedio mensual de la TAMEX por mes o fracción de mes computado a partir de la fecha de numeración de la Declaración.

      El interés compensatorio no será aplicable tratándose de nacionalización de mercancías contenidas en excedentes con valor comercial.

           2.- En el caso de los productos compensadores y de los excedentes con valor   comercial, el monto de los tributos aplicables estará limitado al de las mercancías admitidas temporalmente.

      c) Destrucción de la mercancía admitida temporalmente por caso fortuito o fuerza mayor debidamente comprobado.

6.3- Drawback

 

Es el Régimen Aduanero que permite como consecuencia de la exportación de mercancías, obtener la restitución total o parcial de los derechos arancelarios, que hayan gravado la importación de las mercancías contenidas en los bienes exportados o consumidos durante su producción.

Por Decreto Supremo se podrán establecer Procedimientos Simplificados de Restitución Arancelaria.

6.4- Reposición De Mercancías En Franquicia

 

Es el Régimen Aduanero por el cual se importan con exoneración automática de los derechos arancelarios y demás impuestos que gravan la importación, mercancías equivalentes a las que habiendo sido nacionalizadas han sido transformadas, elaboradas o materialmente incorporadas en productos exportados definitivamente.

Artículo 79.- Para acogerse al Régimen de Reposición de Mercancías en Franquicia la

Declaración de Exportación deberá presentarse en el plazo de un (1) año, contado a partir de la fecha de numeración de la Declaración de Importación que sustente el ingreso de la mercancía a reponer.

La importación de mercancías en franquicia deberá efectuarse en el plazo de un (1) año, contado a partir de la fecha de emisión del Certificado de Reposición.

Podrán realizarse despachos parciales siempre que se realicen dentro de dicho plazo.

Artículo 80.-Las mercancías importadas bajo reposición son de libre disponibilidad. Sin embargo, en el caso que estas se exporten, podrán ser objeto de nuevo beneficio.

7.- OPERACIONES ADUANERAS

 

7.1 Reembarque

Procede el reembarque de las mercancías, sólo con destino al exterior mientras no hayan sido solicitadas para uso o consumo o no se encuentren en situación de abandono.

Por excepción la mercancía que como consecuencia de reconocimiento físico, su importación resulte prohibida, se constate que se encuentra deteriorada o no cumple con el fin para el que fue importada, será reembarcada dentro del término que fije el Reglamento.

8.- DESTINOS ADUANEROS ESPECIALES O DE EXCEPCIÓN

Las destinaciones o trámites especiales que a continuación se señalan, se sujetan a las siguientes reglas:

a)      El tráfico fronterizo se limita exclusivamente a las zonas de intercambio de mercancías destinadas al uso y consumo doméstico entre poblaciones fronterizas, en mérito a los Reglamentos y Convenios Internacionales vigentes. De conformidad con el Artículo 1 del Decreto Supremo Nº 004-99-EF, publicado el 14-01-99, no está sujeto a fiscalización el tráfico fronterizo a que se refiere este inciso, que efectúen los residentes de las zonas fronterizas del Perú con sus similares de los países limítrofes y cuyo monto no supere el dos por ciento (2%) de la Unidad Impositiva Tributaria.

 Mediante el Decreto Supremo Nº 133-2000-EF, publicado el 05-11-2000, reestablecen disposiciones aplicables al tráfico fronterizo.

b)      El tráfico de envíos o paquetes postales transportados por el servicio postal o los concesionarios postales se rige por el Convenio Postal Universal.

c)      El ingreso o salida de mercancías contenidas en envíos o paquetes transportados porconcesionarios postales, también denominados de mensajería internacional, correos rápidos o “courier”, cuyo valor total CIF o FOB, según corresponda, no exceda los límites que señale su Reglamento, se despacharán por la aduana mediante formalidades simplificadas. Los envíos o paquetes cuyo valor excedan del límite establecido, se sujetarán al trámite y formalidades generales. El Reglamento determinará las formalidades aplicables a los concesionarios postales, en lo que respecta a su formalización, garantía y otras exigencias que aseguren la prestación eficiente del servicio.

d)      El ingreso, salida y permanencia de vehículos para turismo se rige por las disposiciones del Convenio Internacional de Carne de Paso por Aduanas y lo que señale el Reglamento.

e)      El Almacén Libre (Duty Free) es el régimen especial que permite en los locales autorizados ubicados en los puertos o aeropuertos internacionales almacenar y vender mercancías nacionales o extranjeras, exentas del pago de tributos que las gravan, a los pasajeros que entran o salen del país.

f)        Las mercancías destinadas para el uso y consumo de los pasajeros y miembros de la tripulación a bordo de los medios de transporte de tráfico internacional, ya sean objeto de venta o no y las mercancías necesarias para el funcionamiento, conservación y mantenimiento de estos, serán considerados como rancho de nave o provisiones de a bordo y se admitirán exentos del pago de derechos arancelarios y demás impuestos que gravan la importación.

g)      El material especial para la carga, descarga, manipulación y protección de las mercancías en el Tráfico Internacional Acuático o Terrestre que ingrese y esté destinado a reexportarse en el mismo transporte, así como los repuestos y accesorios necesarios para su reparación, podrán ingresar sin el pago de derechos arancelarios ni impuestos que gravan la importación y sin la exigencia de presentación degarantía.

h)      El material para uso aeronáutico destinado para la reparación o mantenimiento, los equipos para la recepción de pasajeros, manipuleo de la carga y demás mercancías necesarias para la operatividad de las aeronaves nacionales o internacionales ingresa libre de derechos de aduana y demás tributos, siempre que se trate de materiales que no se internen al país y que permanezcan bajo control aduanero, dentro de los límites de las zonas que se señale en los aeropuertos internacionales o lugares habilitados, en espera de su utilización, tanto en las aeronaves como en los servicios técnicos en tierra.

i)        El ingreso y salida de contenedores para el transporte internacional de mercancías se rige por las disposiciones del Reglamento.

j)        El ingreso, permanencia y salida de los muestrarios para exhibirse en exposiciones o ferias internacionales se rigen por las disposiciones de su propia Ley y Reglamento. Los lugares autorizados para funcionar como recintos de exposiciones o ferias internacionales se consideran zona primaria para efectos del control aduanero.

k)      El ingreso y salida del equipaje y menaje de casa se rigen por las disposiciones del Reglamento.

l)        La modalidad de Transporte Multimodal Internacional, así como el funcionamiento y control de los Terminales Interiores de Carga (TIC), se sujetan a lo establecido en las disposiciones especificas que regulan la materia.

m)    Las mercancías sin fines comerciales destinadas a personas naturales y cuyo valor FOB no exceda US $ 1,000.00 se someten al Régimen Simplificado de Importación.

n)      El ingreso y salida del material de guerra se rige por sus propias normas.

9.- PRENDA ADUANERA; SUBASTA Y DE OTRAS MODALIDADES

DE DISPOSICION DE LAS MERCANCÍAS

9.1 Alcances de la Prenda Aduanera

Las mercancías que se encuentren bajo la potestad aduanera están gravadas como prenda legal en garantía del adeudo tributario y no serán de libre disposición mientras ésta no se pague totalmente o se garantice.

En tanto las mercancías se encuentren bajo la potestad aduanera y no se acredite la cancelación de los tributos y tasas por servicios correspondientes, ninguna autoridad podrá ordenar que sean embargadas o rematadas.

El derecho de prenda aduanera es preferente, especial y faculta a la Aduana a retener las mercancías que se encuentren bajo su potestad, perseguirlas en caso contrario, incautarlas cuando sean habidas, retornarlas a los depósitos aduaneros y disponer de ellas en la forma autorizada por la Ley y su

Reglamento, cuando éstas no se hubiesen sometido a las formalidades y trámites establecidos en los plazos señalados en la presente Ley o adeuden en todo o en parte los derechos arancelarios e impuestos que las afectaban.

 

9.2 Del Abandono Legal

Se produce el abandono legal cuando la mercancía no haya sido solicitada a destinación aduanera en el plazo de treinta (30) días a partir del día siguiente del término de la descarga, así como también aquellas que habiendo sido solicitadas a destinación aduanera, no haya culminado su trámite dentro de los treinta (30) días siguientes a la fecha de numeración de la declaración.

Asimismo, se produce el abandono legal de las mercancías en los siguientes casos de excepción:

a)      Las solicitadas a régimen de depósito, al vencimiento del plazo solicitado;

b)      Las extraviadas, no presentadas a despacho o levante, que hubieran sido halladas si no son retiradas por el dueño o consignatario, dentro de los treinta (30) días de producido su hallazgo;

c)      Las ingresadas a ferias internacionales, al vencimiento del plazo para efectuar las operaciones previstas en la Ley y Reglamento de Ferias Internacionales;

d)      Los equipajes acompañados o no acompañados y el menaje de casa, de acuerdo con los plazos señalados en el respectivo reglamento; y

e)      Las que provengan de naufragios o accidentes si no son pedidas a consumo dentro de los treinta (30) días de su hallazgo.

Las mercancías comprendidas en los artículos anteriores se encuentran en abandono legal por el solo mandato de la ley, sin el requisito previo de expedición de resolución administrativa correspondiente, ni de notificación o aviso al contribuyente.

9.3 Disposición de las Mercancías en Situación de Abandono y

Comiso Administrativo

Las mercancías en situación de abandono legal y las que hayan sido objeto de comiso administrativo serán rematadas, adjudicadas, incineradas o destruidas por la Autoridad Aduanera, de conformidad con lo previsto en el Reglamento.

Hasta el momento del remate, el dueño o consignatario podrá recuperar su mercancía en situación de abandono, pagando los tributos e intereses y almacenaje que correspondan; previo cumplimiento de las formalidades de Ley.

La base del remate, para las mercancías en abandono legal o aquellas producto de comiso administrativo, estará constituida por el valor de tasación de las mercancías, conforme a su estado o condición.

ADUANAS distribuirá el producto de la subasta, deducidos los gastos del remate, de la siguiente manera:

a)      Cincuenta por ciento (50%) para al desarrollo de la infraestructura de Centros Educativos y Centros de salud ubicados en las zonas jurisdiccionales de cada intendencia.

b)      Cincuenta por ciento (50%) para otorgar un incentivo por productividad a sus trabajadores. Mediante Decreto Supremo refrendado por el Ministro de Economía y Finanzas se reglamentará lo dispuesto en el presente Artículo.

De conformidad con el Artículo 1 del Decreto de Urgencia N° 060-2000, publicado el 17-08-2000, el producto de la subasta de las mercancías rematadas por ADUANAS será depositado en la cuenta principal del Tesoro Público en el Banco de la Nación, deduciéndose del valor de venta de los bienes subastados el 5% por servicios de almacenaje y el 7% por gastos propios de Aduanas.

9.3.1 Destrucción de material

ADUANAS procederá a incinerar o destruir las siguientes mercancías:

a)      Las contrarías a la soberanía nacional

b)      Las que atenten contra la salud, la moral o el orden público establecido;

c)      Los cigarrillos y licores, en situación de abandono legal o comiso, de acuerdo a lo señalado en el reglamento.

d)      Otras mercancías señaladas por Decreto Supremo, refrendado por el Ministerio de Economía y Finanzas.

Los medicamentos incautados o comisados administrativamente serán entregados al Ministerio de Salud o los Centros de Salud en provincia para que éste los adjudique, previa certificación de su estado.

ADUANAS sólo puede adjudicar mercancías a las Entidades del Estado, Instituciones Asistenciales, Educacionales o Religiosas, sin fines de lucro, oficialmente reconocidas, que las requieran para destinarlos al cumplimiento de sus propios fines.

La adjudicación, a que se refiere el párrafo precedente, en el caso de mercancías en abandono legal, se efectuará previa notificación de ADUANAS al dueño o consignatario, quien podrá recuperarlas pagando los tributos, intereses y demás gastos adeudados, dentro de los cinco (5) días útiles siguientes a la fecha de notificación, cumpliendo las formalidades de ley. Vencido este plazo ADUANAS procederá a su adjudicación.

10.- DESPACHADORES DE ADUANA

 

10.1 Personas Facultadas para el Despacho Aduanero de las Mercancías

Son Despachadores de Aduana los siguientes:

a)      Los dueños o consignatarios de cualquier mercancía;

b)      Los Despachadores Oficiales; y,

a)      los Agentes de Aduana.

10.2 Dueños o Consignatarios

Los dueños o consignatarios, que efectúen directamente los trámites para el despacho de las mercancías, responden por el monto total de sus obligaciones aduaneras; para lo cual deberán constituir Carta Fianza en respaldo de sus obligaciones; y, asimismo, responden patrimonialmente frente al Fisco por los actos u omisiones en que incurran su representante legal y/o auxiliares registrados ante ADUANAS.

10.3 Despachadores Oficiales y de los Agentes de Aduana

El Despachador Oficial es la persona que ejerce la representación legal, para efectuar el despacho de las mercancías consignadas o que consignen los Organismos del Sector Público al que pertenecen.

Los Organismos del Sector Público responden patrimonialmente frente al Fisco, por los actos u omisiones en que incurran su Despachador Oficial y/o auxiliares registrados ante ADUANAS.

El Agente de Aduana es una persona natural o jurídica autorizada por ADUANAS para prestar servicios a terceros, como gestor habitual en toda clase de trámites aduaneros, en las condiciones y con los requisitos que establezca esta Ley y el Reglamento.

Los representantes legales de las Agencias de Aduanas, persona natural o jurídica, son responsables solidarios con su comitente por los cargos que se formulen como consecuencia de los actos aduaneros en que hayan participado directamente.

El acto por el cual el dueño, consignatario o consignante encomienda el despacho aduanero de sus mercancías a un Agente de Aduana, que lo acepta por cuenta y riesgo de aquellos, es un mandato con representación que se regulará por esta Ley y el Reglamento y en lo no previsto en ella por el Código Civil.

Se entenderá constituido el mandato mediante el endoso del Conocimiento de Embarque, Guía Aérea, Carta Porte u otro documento que haga sus veces o por medio de poder especial otorgado en instrumento privado ante Notario Publico.

10.4 Obligaciones de los Agentes de Aduana

 

El Agente de Aduana, como auxiliar de la función publica, estará sujeto a las siguientes obligaciones:

b)      Desempeñar personal y habitualmente las funciones propias de su cargo, sin perjuicio de la facultad de hacerse representar por su apoderado debidamente acreditado;

c)      Conservar durante cinco (5) años, toda la documentación de los despachos en que haya intervenido. ADUANAS podrá autorizar el archivo de documentos a través de medios distintos al documental;

d)      Conservar durante 5 (cinco) años toda la documentación de los despachos en que haya intervenido. ADUANAS podrá autorizar el archivo de documentos a través de medios distintos al documental.

Asimismo, ADUANAS podrá disponer que la documentación de los despachos aduaneros sea conservada por dicha entidad, debiendo los Agentes de Aduana entregarle tal documentación en el plazo fijado a tal efecto, en cuyo caso la obligación a que se refiere el presente inciso estará a cargo de ADUANAS.

ADUANAS podrá disponer que la entrega de la documentación sea total o parcial, por tipos de operaciones aduaneras o por períodos determinados según fechas de las mismas, sea de operaciones ya realizadas o de aquellas que se vayan a realizar en el futuro.

La obligación del Agente de Aduanas se mantiene respecto de aquellos documentos que no son materia de la disposición a que se refiere el párrafo anterior.”

c)      Expedir copia autenticada de los documentos que conserva en archivo, conforme al inciso anterior;

d)      Llevar los Registros de Importación, de Exportación y demás regímenes, destinos y operaciones aduaneros pudiendo llevarse mediante el sistema computarizado, previa comunicación a ADUANAS

e)      Constituir y mantener al día la Carta Fianza, cuyo monto será fijado por Decreto Supremo; (*) (*) Inciso modificado por el Artículo 7 de la Ley Nº 27296, publicada el 06-07-2000, cuyo texto es el siguiente:

1.-Presentar y mantener al día una Carta Fianza o Póliza de Caución, cuyo monto y demás características serán fijados por decreto supremo

2.-Comunicar a ADUANAS, dentro de los cinco (5) días útiles de producida la modificación del Directorio, socios o accionistas, así como el cambio de domicilio. Asimismo deberá devolver dentro del plazo indicado los carne de identidad de sus representantes y demás empleados que dejen de prestar servicios.

3.-Cumplir y mantener los requisitos de infraestructura que establezca el Reglamento.

11.- INFRACCION ADUANERA Y SANCIONES

Para que un hecho sea calificado como infracción, debe estar previsto en la forma que establece las leyes, previamente a su realización. No procede aplicar sanciones por interpretación extensiva de la norma.

Artículo 102.- La infracción será determinada en forma objetiva y podrá ser sancionada administrativamente con multas, comiso de mercancías, suspensión, cancelación o inhabilitación para ejercer actividades. La Administración Aduanera aplicará las sanciones por la comisión de infracciones, de acuerdo con las Tablas que se aprobarán por Decreto Supremo.

Cometen Infracciones sancionables con Multa

A) Los Transportistas o sus representantes en el país cuando:

 

  1. No cumplan con remitir los datos del Manifiesto de Carga en medios magnéticos o a través de transmisiones por enlace con antelación a la llegada de la nave.
  2. No entreguen al momento de la recepción por la Autoridad Aduanera, el manifiesto y demás documentos exigidos por el Reglamento o los presenten con errores o no cumplan con las disposiciones aplicables;
  3. No presenten la relación de mercancías faltantes o sobrantes a la descarga, dentro del plazo que señale el Reglamento;
  4. Presenten la solicitud de rectificación de errores del manifiesto, fuera del plazo que señale el Reglamento;
  5. No entreguen a los Almacenes Aduaneros los bultos manifestados y descargados dentro del plazo de veinticuatro (24) horas siguientes al término de la descarga;
  6. No formulen el inventario de los bultos llegados en mal estado, con peso o cantidad distintas a las manifestadas, dentro del plazo establecido en el último párrafo del Artículo 43 de la presente Ley.

 

b) Los Agentes de Carga Internacional que formulen erróneamente en los manifiestos correspondientes a la desconsolidación de las mercancías.

 

c) Los Responsables de los Almacenes Aduaneros cuando:

  1. Custodien las mercancías que no estén amparadas con la documentación legal;
  2. No entreguen a ADUANAS la conformidad por las mercancías recibidas, en la forma y plazo que señale el Reglamento;
  3. Impidan a la Autoridad Aduanera las labores de inspección o de reconocimiento;
  4. Entreguen las mercancías sin haber sido concedido el levante por la Autoridad Aduanera;
  5. Destinen áreas autorizadas para recinto aduanero a fines distintos; Ubiquen mercancías sin nacionalizar en áreas diferentes a las autorizadas;
  6. Incumplan con entregar a la Autoridad Aduanera la relación de las mercancías en situación de abandono legal, los bultos ingresados en calidad de sobrantes, así como de perdidas o daños;
  7. No formulen el inventario de los bultos llegados en mal estado, con peso o cantidad distinto al manifestado, dentro del plazo establecido en el último párrafo del Artículo 43 de la presente Ley.
  8. Se detecte la falta de las mercancías como consecuencia del inventario de existencia que practique la Autoridad Aduanera.

 

d) Los Declarantes o los Despachadores de Aduana cuando:

  1. No proporcionen dentro del plazo otorgado por la autoridad aduanera la información requerida;
  2. No presenten la declaración jurada de su movimiento operacional correspondiente al ejercicio anual anterior, dentro de los treinta (30) días siguientes al término del período, o la presenten en forma extemporánea, incompleta o con información errónea;
  3. No comunicar a ADUANAS, la modificación del Directorio o Gerentes, así como el cambio de domicilio dentro del plazo de cinco (5) días de efectuados.
  4. El uso indebido del carne y/o documentos identificatorios otorgados por ADUANAS, o su no devolución cuando se renueven, se cambie de representante legal o cuando un servidor del Agente deje de prestar servicios para éste.
  5. No llevar los libros, registros y documentos aduaneros exigidos o llevarlos desactualizados, incompletos, o sin cumplir con las formalidades prescritas para cada libro o registro.
  6. Formulen declaraciones incorrectas o proporcionen información incompleta de las mercancías en cuanto a su origen, especie o uso, cantidad, calidad o valor. La presente infracción no alcanza a los Despachadores de Aduana que declaren información proporcionada por las empresas verificadoras.
  7. No cumplan con los plazos establecidos por la autoridad aduanera para efectuar el reembarque o el trasbordo de las mercancías o de las provisiones de a bordo a que se refiere la presente ley.
  8. No regularicen dentro del plazo establecido los Despachos urgentes.
  9. Calculen incorrectamente la liquidación de los tributos.
  10. Asignen una partida arancelaria incorrecta a la mercancía declarada.

 

e) Los exportadores, cuando incumplan el plazo para regularizar la Declaración de Exportación.

 

f) Los Beneficiarios del Régimen de Importación Temporal cuando:

  1. No reexporten las mercancías importadas dentro del plazo concedido; las destinen a otro fin o las trasladen a lugar distinto sin conocimiento de ADUANAS, sin perjuicio de la reexportación;
  2. No consignen o consignen erróneamente los datos de la Declaración de Importación Temporal en la documentación correspondiente;
  3. Transfieran las mercancías sin comunicarlo previamente a la Autoridad Aduanera.

 

g) Los Beneficiarios del Régimen de Admisión Temporal cuando:

  1. A efectos de los descargos correspondientes, en sus declaraciones para exportar, no consignen o consignen erróneamente el numero de la respectiva Declaración de Admisión Temporal;
  2. Transfieran las mercancías sin comunicarlo a ADUANAS;
  3. No regularicen el régimen dentro del plazo establecido;
  4. No renueve la garantía.
  5.  

h) Los Beneficiarios del Régimen de Exportación Temporal que no cumplan con la reimportación o exportación definitiva, dentro del plazo correspondiente.

 

i) Los Beneficiarios del Régimen del Drawback que consignen datos falsos o erróneos en la solicitud de restitución.

 

j) Los Beneficiarios del Régimen de Reposición de Mercancías en Franquicias que consignen datos falsos o erróneos en la solicitud de restitución.

 

k) Los Beneficiarios de un Régimen de Inafectación, Exoneración o Beneficio Tributario cuando:

 

  1. Destinen las mercancías a finalidad distinta a la autorizada;
  2. Transfieran las mercancías antes de los plazos establecidos;
  3. Permitan su utilización por terceros.
  4. Los Operadores, cuando violen las medidas de seguridad colocadas por la Aduana, o permitan su violación sin perjuicio de la denuncia ante la autoridad competente.

Vencido el plazo para el pago de la multa sin haberse interpuesto reclamación o estando consentida la resolución que la confirma y no se efectúe el pago, el responsable deberá abonar los intereses moratorios en la forma que establece la presente Ley, computados desde la fecha en que se cometió la infracción o cuando no sea posible establecerla, desde la fecha en que la Administración

Aduanera detectó la infracción, hasta el día de pago.

Son causales de suspensión:

 

a) Para los depósitos aduaneros:

  1. No mantener o adecuar los requisitos y condiciones con los cuales fueron autorizados a operar;
  2. No adecuar, reponer o renovar la garantía modificada, ejecutada parcialmente o vencida. En tanto la suspensión no sea levantada, los Almacenes Aduaneros no podrán recepcionar mercancías y sólo podrán despachar las que se encuentren almacenadas en sus recintos.

b) Para los Despachadores de Aduana:

 

  1. No adecuar, reponer o renovar la garantía modificada, ejecutada parcialmente o vencida;
  2. Haber cometido infracción administrativa vinculada al delito de contrabando, debidamente comprobado;
  3. No cumplir o mantener los requisitos establecidos en esta Ley y el Reglamento;
  4. Haber sido sancionado con infracción de multa por tres (3) veces durante el lapso de un año;
  5. La pérdida de documentos relacionados con los despachos en que intervenga y que se encuentre obligado a archivar;
  6. Estar procesado por supuesto delito cometido en el ejercicio de sus funciones, desde la expedición del auto apertorio. En tanto la suspensión no sea levantada, los Agentes de Aduana no podrán tramitar nuevos despachos y sólo podrán concluir los que se encuentran en trámite de despacho.

 

Son causales de cancelación:

 

a) Para los depósitos aduaneros:

 

  1. La inactividad comprobada en cuanto al ingreso de la mercancía, por el término de sesenta (60) días en el caso de Terminales de Almacenamiento y Depósitos Aduaneros Autorizados Públicos y ciento ochenta (180) días para el caso de los Depósitos Aduaneros Autorizados Privados;
  2. Incurrir en causal de suspensión por más de tres (3) veces dentro del período de un año calendario.
  3.  

b) Para los Despachadores de Aduana:

 

  1. La condena por sentencia firme por delitos cometidos con ocasión del ejercicio de sus funciones por el Agente de Aduana o el representante legal;
  2. No efectuar despachos durante tres (3) meses consecutivos;
  3.  Librar indebidamente cheques, salvo que regularice en el término de tres (3) días denotificado por ADUANAS;
  4. No renovar, adecuar o reponer la garantía dentro del plazo de treinta (30) días contados desde la fecha de su vencimiento, modificación o ejecución parcial;
  5. Facilitar su firma a terceras personas para que efectúen trámites relacionados con operaciones y/o regímenes aduaneros.

 

Son causales de inhabilitación para ejercer como Agente de Aduana y/o Representante Legal de una persona jurídica las siguientes:

a)      Ser condenado por delitos cometidos en el desempeño de la actividad aduanera en calidad de autor, cómplice o encubridor.

b)      Facilitar su firma a terceras personas para que efectúen tramites de operaciones aduaneras.

Se aplicará la sanción de incautación o comiso de las mercancías cuando:

a) Incautación:

  1. Habiendo ingresado al amparo de un beneficio tributario se incumpla la finalidad y demás condiciones para el cual fue otorgado;
  2. Carezca de la documentación aduanera pertinente. Las mercancías incautadas que no son reclamadas, en el plazo de veinte (20) días, caerán en comiso por el sólo mandato de la Ley, sin requisito previo de expedición de Resolución Administrativa correspondiente, ni de notificación o aviso al dueño, consignatario o consignante.

 

b) Comiso:

  1. Estén consideradas como contrarias a la soberanía nacional, a la moral y a la salud públicas;
  2. Cuando éstas no figuren en los manifiestos o en los demás documentos que están obligados a presentar los transportistas o sus representantes;
  3. La autoridad aduanera al realizar la visita de inspección, constatará que las mercancías y rancho que porten los medios de transporte se encuentren debidamente manifestadas y en los lugares habituales de depósito. De contravenirse estas obligaciones se dispondrá el desembarco de dichas mercancías formulándose el acta de comiso, salvo caso fortuito de fuerza mayor debidamente acreditado por el responsable del medio de transporte;
  4. Se expendan a bordo de las naves o aeronaves durante su permanencia en el territorio aduanero;
  5. Se detecte su ingreso o salida por lugares y hora no autorizados o se encuentren en zona primaria y se desconozca al consignatario;
  6. Su importación se encuentre prohibida y no sean reembarcadas dentro del término que fija el Reglamento;
  7. Cuando en un bulto se encuentre mercancías no declaradas, además del comiso se aplicará una multa de acuerdo a lo señalado en el reglamento.

Si decretado el comiso la mercancía no fuere hallada o entregada a la Autoridad Aduanera, se impondrá al infractor una multa igual al valor FOB.

ADUANAS, es el único organismo facultado para imponer las sanciones administrativas señaladas en la presente Ley y su reglamento. Las sanciones que se impongan serán apelables en última instancia ante el Superintendente Nacional de Aduanas, cuya resolución agotará la vía administrativa.

12.- PROCEDIMIENTOS ADUANEROS

El procedimiento contencioso, incluido el de revisión ante el Poder Judicial, el no contencioso y el de cobranza coactiva se rigen por lo establecido en el Código Tributario.

Para efecto de lo establecido en el Artículo 110º de la Ley, son órganos de resolución en primera instancia las intendencias de la Superintendencia Nacional Adjunta de Aduanas.

Las apelaciones administrativas que se formulen son resueltas por la Superintendencia Nacional Adjunta de Aduanas.

Para efecto de lo dispuesto en el Artículo 111º de la Ley, son órganos de resolución en primera instancia, las intendencias de aduana de la Superintendencia Nacional Adjunta de Aduanas. En estos casos, las apelaciones que se formulen serán resueltas conforme al Código Tributario.

Cuando la reclamación es consecuencia de una discrepancia en el despacho aduanero de las mercancías, la autoridad aduanera podrá conceder el levante, previo pago de la suma no reclamada y otorgamiento de garantía por el monto que se reclama, salvo las disposiciones especificas sobre la materia.

 

12.1 RÉGIMEN DE INCENTIVOS PARA EL PAGO DE MULTAS

 

12.1.1 Régimen de Incentivos

La sanción de multa aplicable por las infracciones administrativas y/o tributarias aduaneras, cometidas por los Operadores de Comercio Exterior, se sujetará al siguiente Régimen de Incentivos, siempre que el deudor tributario cumpla con cancelar la multa con la rebaja correspondiente:

  1. Será rebajada en un 90% (noventa por ciento), cuando la infracción sea subsanada con anterioridad a cualquier requerimiento o notificación de la Administración Aduanera, formulado por cualquier medio.
  2. Será rebajada en un 70% (setenta por ciento), cuando habiendo sido notificado o requerido por la Administración Aduanera, el deudor subsana la infracción.
  3. Será rebajada en un 60% (sesenta por ciento), cuando se subsane la infracción con posterioridad al inicio de la fiscalización, pero antes de la notificación del documento de determinación de la sanción.
  4. Será rebajada en un 50% (cincuenta por ciento), cuando habiéndose notificado el documento de determinación de la sanción, se subsane la infracción, con anterioridad al inicio del Procedimiento de Cobranza Coactiva.

 

Requisitos

Constituyen requisitos para acogerse al Régimen de Incentivos referido en el artículo anterior:

  1. Que la infracción se encuentre subsanada mediante la ejecución de la obligación incumplida, ya sea en forma voluntaria o luego de producido cualquier requerimiento o notificación de ADUANAS, sea éste a través de medios documentales, magnéticos o electrónicos;
  2. Que el infractor cumpla con cancelar la multa considerando el porcentaje de rebaja aplicable. La cancelación supondrá la subsanación de la infracción cometida cuando no sea posible efectuar ésta; y
  3. Que la multa objeto del beneficio no haya sido materia de fraccionamiento y/o aplazamiento tributario general o particular para el pago de la misma.

 

Los deudores perderán el beneficio del Régimen de Incentivos en caso de que impugnen las Resoluciones de Multa acogidas a este régimen o soliciten devolución, procediéndose al cobro del monto dejado de cobrar, así como los recargos, intereses, costas y gastos correspondientes, de ser el caso

Primera: La Superintendencia Nacional de Aduanas está facultada para que mediante Resolución de su Titular, autorice al Procurador Publico encargado de sus asuntos judiciales, a demandar y formular denuncias, solicitar y tramitar medidas cautelares y diligencias preparatorias.

Segunda: Los órganos de la Policía Nacional sólo podrán intervenir auxiliarmente en actividades relacionadas con funciones y materia aduaneras, mediante investigaciones y pesquisas, previo requerimiento y coordinación con las Autoridades Aduaneras; informando a estas de los resultados de sus acciones.

Tercera: La Superintendencia Nacional de Aduanas está facultada para aprobar o modificar la estructura orgánica, el Estatuto y otros reglamentos internos de ADUANAS, así como para expedir disposiciones complementarias necesarias para el mejor cumplimiento de la presente Ley y su Reglamento.

Cuarta: En lo no previsto en la Ley o el Reglamento se aplicará supletoriamente las disposiciones del Código Tributario.

Quinta: queda eliminado toda exoneración del pago de los derechos arancelarios Ad-Valorem CIF concedida por normas anteriores, con excepción de aquellas exoneraciones otorgadas en virtud de los Convenios o Tratados Internacionales suscritos por la República, así como aquellas contempladas en los Decretos Legislativos N°s. 550 y 551, y el Decreto Ley N° 26117 de acuerdo a sus propias normas reglamentarias.

 

13.- DE LAS MEDIDAS PREVENTIVAS, LA INFRACCIÓN ADUANERA Y LAS SANCIONES

 

 

13.1 De Las Medidas Preventivas

 

A fin de verificar el cumplimiento de las formalidades u obligaciones aduaneras o la comisión de infracciones, la autoridad aduanera puede disponer las medidas preventivas y transitorias de inmovilización o incautación de mercancías.

La inmovilización es el acto mediante el cual la autoridad aduanera dispone que las mercancías permanezcan en el almacén aduanero u otro lugar determinado, bajo custodia y responsabilidad del representante legal del almacén o de quien designe la autoridad aduanera, respectivamente.

La incautación consiste en la toma de posesión forzosa y traslado de la mercancía a los almacenes de la SUNAT, mientras se determina su situación legal definitiva.

El plazo de la inmovilización es de diez (10) días contados a partir de la fecha de efectuada, prorrogable por un plazo igual.  Por Resolución de Superintendencia se podrá disponer la prórroga por un plazo máximo de sesenta (60) días. Dentro de estos plazos, los interesados podrán acreditar su derecho de propiedad o posesión y subsanar o desvirtuar las observaciones formuladas por la autoridad aduanera.

 

13.2 Infracciones Y Sanciones Aduaneras

En caso de cancelación o revocación de la autorización o acreditación a los operadores del comercio exterior, la SUNAT dispondrá su fiscalización y autorizará la continuación de los trámites de despacho o la entrega de las mercancías, por otro operador de comercio exterior, según corresponda.

La autoridad aduanera aplica las sanciones tributarias y administrativas previstas en la Ley, sin perjuicio de poner en conocimiento a las autoridades pertinentes los casos que presentan indicios de delitos aduaneros u otros ilícitos penales. 

Si al momento de solicitar la mercancía, ésta no fuere hallada en los almacenes aduaneros, el dueño, consignatario o el despachador de aduana deberá comunicar dicho hecho  a la intendencia de aduana que corresponda.

Transcurridos diez (10) días, contados a partir de la fecha de recepción de la comunicación y no es hallada la mercancía, el depositario procederá a cancelar a la aduana los derechos arancelarios y demás tributos que afecten su importación. Sin perjuicio de las sanciones correspondientes señaladas en la Ley.

 

CAPITULO III

SISTEMAS Y PROCEDIMIENTOS JURÍDICOS

 

I. GENERALIDADES.

 

El procedimiento administrativo aduanero es el conjunto sistemático de reglas y actos  procesales (recursos, plazos, elementos probatorios, resoluciones, entre otros) a los cuales deben sujetarse tanto la Administración aduanera como los contribuyentes con el fin de determinar la obligación tributaria de éstos, y dirimir las controversias que se susciten. Así como, el reconocimiento o confirmación de un derecho solicitado por los administrados.

Desde esa perspectiva, el Código Tributario prevé los tipos de precedimientos, según sea la naturaleza de la pretensión invocada: contenciosa o no contenciosa.

Respecto a lo primero, nuestra legislación recoge lo que la doctrina denomina la Teoría Mixta de lo Contencioso Tributario, por cuanto reconoce una doble fase. Una fase administrativa en la que el contribuyente formula reclamación ante el propio órgano administrador de tributos pudiendo éste reconsiderar su decisión, incluyéndose al Tribunal Fiscal como la segunda instancia administrativa, y una fase judicial ante la Corte Superior respectiva vía la demanda contencioso-administrativa.

Respecto a lo no contencioso, debemos decir que en este tipo de procedimiento no existe conflicto o contienda entre la Administración y los contribuyentes sino la búsqueda, por parte de éstos, de la confirmación o reconocimiento de un derecho que puede estar vinculado o no a la determinación de la obligación tributaria.

En ese sentido, ofrecemos en esta unidad el desarrollo de los siguientes temas:

  • El Procedimiento Contencioso Tributario
  • El Procedimiento no Contencioso
  • La Demanda Contencioso Administrativa

 

II. PROCEDIMIENTO CONTENCIOSO ADUANERO.

 

Es un procedimiento de carácter litigioso y contradictorio, que permite al recurrente manifestar su disconformidad ante ciertos actos de la Administración Tributaria, como son la resolución de determinación, la resolución de multa, la orden de pago y otros que tengan vinculación directa con la determinación de la deuda tributaria. Asimismo, permite al contribuyente manifestar su disconformidad ante el silencio de la Administración Tributaria (es el caso de la resolución ficta denegatoria sobre solicitudes no contenciosas).

El propósito de este procedimiento es otorgar al contribuyente un medio de defensa que le permita oponerse a los actos de la Administración Tributaria, buscando que estos se revoquen o modifiquen, y a la Administración, la oportunidad de rectificarse sobre dichos actos emitiendo un nuevo pronunciamiento respecto de los mismos.

1. ETAPAS DEL PROCEDIMIENTO CONTENCIOSO ADUANERO

 

El procedimiento contencioso aduanero se caracteriza por tener dos etapas bien definidas:

  • Reclamación ante la Administración Aduanera
  • Apelación ante el Tribunal Fiscal

 

La primera etapa se inicia, según los tributos administrados de los que se trate, ante los siguientes órganos:

  • SUNAT (tributos internos y aduanas),
  • Los Gobiernos Locales.
  • Otros señalados por ley. Por ejemplo SENCICO.

 

En la segunda etapa, se inicia con el recurso de apelación presentado ante el órgano que dictó la resolución apelada, que luego de admitirla a trámite, la remite al Tribunal Fiscal y termina con la resolución final de esta instancia.

El Tribunal Fiscal es segunda y última instancia administrativa; no obstante, cuando la reclamación es resuelta por un órgano sometido a jerarquía (por ejemplo, una municipalidad distrital), los reclamantes deben apelar ante el órgano superior jerárquico (municipalidad provincial) antes de recurrir al Tribunal Fiscal.

 No puede haber más de dos instancias antes de recurrir a este órgano.

 

2. REGLAS GENERALES DEL PROCEDIMIENTO CONTENCIOSO ADUANERO.

 

2.1 Titulares De La Pretensión.

 

Sólo el deudor tributario, en calidad de contribuyente o responsable, afectado por

un acto de la Administración, puede iniciar el recurso de reclamación o de apelación. Vale decir que sólo quien tiene “legitimidad para obrar” puede accionar en el procedimiento contencioso tributario.

2.2 Pruebas.

Son los medios que la ley reconoce como idóneos  para acreditar los hechos expuestos por las partes. En el procedimiento contencioso tributario pueden actuarse la prueba documental, pericial y la inspección del órgano encargado de resolver, las cuales serán valoradas conjuntamente

  • Prueba Documental: Es todo elemento que recoja, contenga o represente un hecho vinculado a la materia tributaria en discusión. Al respecto, la Tercera Disposición Final del Decreto Legislativo 953 establece que debe entenderse el término “documento” como todo escrito u objeto que sirve para acreditar un hecho, y en consecuencia al que se le aplica en lo pertinente lo señalado en el Código Procesal Civil.

    En ese sentido, el artículo 234º del Código de Procedimientos Civiles establece que son documentos los escritos públicos o privados, los impresos, fotocopias (legalizadas), facsímil, o fax, microformas tanto en la modalidad de microfilm como en la modalidad de soportes informáticos, entre otras.

  • La Pericia: Es el pronunciamiento u opinión técnico-científica que consta en un dictamen de técnicos con conocimientos especiales, de naturaleza científica, tecnológica, industrial, artesanal, etc. Su objeto es entregar a quien debe resolver, un dictamen sobre aquellas materias que desconoce o no estuviere obligado a conocer. Debemos recalcar que el perito es una persona ajena al procedimiento.

 

  • La Inspección: Es un medio probatorio que implica la verificación, revisión y comprobación por el órgano encargado de resolver (Administración Tributaria o Tribunal Fiscal), de la información pertinente y la documentación comercial, contable y administrativa del deudor, o de terceros, en relación con la cuestión en controversia.

 

2.3 Término Probatorio.

 

Es el plazo concedido por ley para que el recurrente ofrezca y actúe las pruebas que fundamente su pretensión. En el procedimiento contencioso- tributario, el término probatorio es de treinta (30) días hábiles contados desde la fecha de interposición del recurso, salvo en los casos de resoluciones emitidas como consecuencia de la aplicación de precios de transferencia donde el referido plazo será de cuarenta y cinco (45) días hábiles, y de cinco (5) días hábiles en el caso de resoluciones que establezcan sanciones de comiso de bienes, internamiento temporal de vehículos, y cierre temporal de establecimiento, así como las resoluciones que las sustituyan.

2.4 Presentación De Pruebas Ofrecidas.

 

El órgano encargado de resolver formula un requerimiento por escrito otorgando al recurrente un plazo no menor de dos (2) días hábiles, para que cumpla con la presentación de las pruebas ofrecidas.

2.5 Pruebas De Oficio E Informes.

 

Pueden ser requeridas por el órgano encargado de resolver tanto al recurrente como a terceros en cualquier estado del procedimiento.

2.6 Facultad De Reexamen.

 

El órgano competente para resolver una reclamación o apelación puede efectuar nuevas comprobaciones sobre el caso, estando facultado para hacer un nuevo examen del asunto controvertido, hayan sido o no planteados por los interesados.

2.7 Contenido de las Resoluciones.

 

Las resoluciones deberán contener los fundamentos de hecho y de derecho que sustente la misma, así mismo decidirán sobre todas las cuestiones planteadas por los interesados y cuantas suscite el expediente. En caso no se hubiera resuelto sobre todas las cuestiones planteadas y llegara a instancia superior, ésta deberá declarar la nulidad e insubsistencia del pronunciamiento, disponiendo se emita nueva resolución.

Por otro lado, la Administración no puede abstenerse de resolver una causa por deficiencia de la Ley.

2.8 Desistimiento

 

El desistimiento es una facultad que le asiste al deudor tributario para apartarse expresamente de un proceso, recurso o medio de defensa pendiente en cualquier etapa del procedimiento.

El desistimiento en el procedimiento de reclamación o de apelación es incondicional e implica el desistimiento de la pretensión.

El Código Tributario establece que es potestativo del órgano resolutor, aceptar o rechazar el desistimiento. Pero, el órgano encargado de resolver podría no aceptar el desistimiento al contribuyente, si la omisión del pronunciamiento sobre el caso, es incompatible con el interés público o de terceros.

Es requisito que el deudor tributario o su representante legal, presenten su desistimiento con un escrito con firma legalizada ante notario o fedatario de la Administración Tributaria.

Si el desistimiento es sobre una resolución ficta denegatoria de devolución o de una apelación contra una resolución ficta, el pronunciamiento se considerará efectuada respecto a la devolución o reclamación que el deudor consideró denegada.

2.9 Publicidad

En el Procedimiento Contencioso Tributario los deudores tributarios, sus representantes legales y sus apoderados tendrán acceso a los expedientes en los que son parte, con excepción de aquella información de terceros que se encuentra comprendida en la reserva tributaria.

No obstante, si son expedientes sobre una verificación o fiscalización, el acceso se tendrá sólo cuando éstas hayan quedado concluidas, con excepción de aquella información de terceros que se encuentra comprendida en la reserva tributaria.

Los terceros que no sean parte podrán acceder únicamente a aquellos expedientes de procedimientos tributarios que hayan agotado la vía contenciosa administrativa ante el Poder Judicial siempre sólo sea con fines de investigación o estudio académico y sea autorizado por la Administración Tributaria.

3.  RECLAMACIÓN

 

3.1 Inicio De La Reclamación

 

La etapa de reclamación es la primera instancia del Procedimiento Contencioso Tributario. Se inicia con la interposición del recurso de reclamación, él mismo que persigue la revocación o modificación de los actos de la Administración Tributaria.

Dicho recurso se presenta ante el órgano que emitió el acto administrativo impugnable como pueden ser la SUNAT respecto a los tributos que administre, los gobiernos locales y otros que la ley señale.

3.2 Actos Reclamables.

Los actos de la Administración Tributaria susceptibles de ser impugnados mediante un recurso de reclamación son aquellos que tienen relación directa con la determinación de la deuda tributaria, y las que establecen sanciones, tales como:

 

  • Resolución de Determinación.
  • Orden de Multa.
  • Orden de Pago.
  • Resolución de sanción de comiso de bienes, de internamiento temporal de vehículos y cierre de establecimiento u oficina de profesionales independientes.
  • Resoluciones que sustituyen el comiso de bienes y el cierre de establecimientos u oficina de profesionales independientes.
  • Resoluciones expresas que deniegan solicitudes de devolución.
  • Resoluciones fictas denegatorias de solicitudes no contenciosas.
  • Resoluciones que declaran la pérdida del fraccionamiento regulado por el artículo 36º del Código Tributario o por normas especiales.
  • La resolución que al resolver una reclamación formula una nueva acotación.
  • La resolución que al resolver una reclamación formula una nueva acotación.
  • La resolución de ejecución de una resolución del Tribunal Fiscal que plantea cuestiones nuevas.

 

 

3.3          Requisito de Pago previo para interponer reclamación:

Principio de “Solve et repete”.

 

De acuerdo con el requisito conocido en doctrina como “solve et repete”, el recurrente debe pagar para poder reclamar. En nuestro país, el Código Tributario recoge en forma atenuada dicha regla, puesto que no exige el pago previo de la deuda motivo de la reclamación para los casos en que se reclame el total de la Resolución de Determinación o de Multa, sin embargo, si el reclamo de los mismos es parcial se deberá pagar aquella parte en que se está conforme.

En el caso de la Orden de Pago, para interponer reclamación contra este valor, es requisito acreditar el pago previo de la totalidad de la deuda, excepto en el caso establecido en el numeral 3) del inciso a) del artículo 119º del Código Tributario, referido a que cuando existen circunstancias que evidencien que la cobranza de la deuda contenida en la orden de pago podría ser improcedente, no se requerirá el pago previo de la deuda, siempre y cuando el deudor tributario interponga recurso de reclamación dentro del plazo de 20 días hábiles de notificada la orden de pago y acredite que ha abonado la parte de la deuda no reclamada, de ser el caso.

3.4 Plazos Para La Presentación Del Recurso

 

Los plazos establecidos por el Código Tributario para incoar recursos de reclamación son los siguientes:

ACTOS ADMINISTRATIVOS PLAZOS
-         Resolución de Determinación

-         Resolución de Multa

-         Orden de Pago

 

20 días hábiles

-         Resolución de comiso de bienes

-         Resolución de Internamiento temporal de vehículos

-         Resolución de cierre de establecimiento u oficina de profesional independiente

-         Resolución de Multa que sustituya el cierre o el comiso

 

5 días hábiles

-         Resolución expresa que deniega solicitud de devolución

-         Resolución que declara la pérdida de fraccionamiento regulada por el Código Tributario o por normas especiales

-         Resolución que al resolver una reclamación formula nueva acotación

-         Resolución de ejecución de una resolución del Tribunal Fiscal que plantea cuestiones nuevas

 

20 días hábiles

-         Las resoluciones fictas denegatorias de solicitudes de devolución de saldos  a favor del exportador y de pagos indebidos o en exceso En cualquier momento, luego de vencido el plazo de 45 días hábiles desde la presentación de la solicitud, mientras no se notifique la denegatoria expresa.

 

Si la reclamación se presenta fuera del plazo previsto, deberá acreditarse  el pago de la totalidad de la deuda tributaria que se reclama actualizada hasta la fecha de pago. De lo contrario, deberá presentarse una carta fianza bancaria o financiera  por el monto de la deuda tributaria actualizada hasta por 6 meses posteriores a la fecha de interposición de la reclamación, debiendo ser renovado por períodos similares dentro del plazo que señale la Administración Tributaria, y mantenerse vigente durante la etapa de apelación, de ser el caso.

La referida garantía será ejecutada en caso que el Tribunal Fiscal confirme o revoque en parte la resolución apelada o que no haya sido renovada conforme lo señala la Administración Tributaria.

3.5 Requisitos de Admisibilidad

Para ser admitido, el recurso de reclamación deberá cumplir con los siguientes requisitos:

q       Escrito fundamentado autorizado por letrado donde la defensa sea cautiva, debiendo en este caso consignarse el nombre, firma y número de registro hábil del abogado defensor.

q       Presentación del poder del representante legal otorgado por documento público o privado, con firma legalizada notarialmente o por fedatario designado por la Administración Tributaria.

q       Interposición de recursos en forma independiente, tanto para resoluciones de determinación, resoluciones de multa y órdenes de pago, en tanto estas constituyen resoluciones de diversa naturaleza. La excepción a este requisito se da cuando estas resoluciones tienen vinculación directa entre sí, en cuyo caso los deudores tributarios podrán interponer reclamación en forma conjunta.

q       Acreditar que la recurrente ha abonado la parte de la deuda no reclamada actualizada hasta la fecha en que realice el pago, en el caso de tratarse de un recurso de reclamación parcial.

q       Adjuntar hoja de información sumaria (formulario Nº 6000) y anexo de corresponder.

3.6 Subsanación De Los Requisitos De Admisibilidad

 

Cuando no se hubiere cumplido con alguno de los requisitos de admisibilidad antes indicado, La Administración Tributaria deberá notificar al deudor tributario concediéndole un plazo de quince (15) días hábiles a efectos de que subsane las omisiones.

En el caso de resoluciones que establezcan sanciones de comiso de bienes, internamiento temporal de vehículos  y cierre temporal de establecimiento u oficina de profesional independientes, así como las resoluciones que las sustituyan, el plazo que la administración Tributaria para subsanar las omisiones será de cinco (5) días hábiles.

Vencidos dichos plazos sin la subsanación correspondiente, La Administración Tributaria declarará la inadmisibilidad del recurso de reclamación, salvo cuando las deficiencias no sean sustanciales, en cuyo caso la Administración Tributaria podrá subsanarlas de oficio.

En ese sentido, cuando se haya reclamado mediante un solo recurso dos o más resoluciones de la misma naturaleza y algunas de estas no cumplan con los requisitos previstos en la ley, el recurso será admitido a trámite solo respecto de las resoluciones que cumplan con dichos requisitos, declarándose la inadmisibilidad respecto de las demás.

3.7 Medios Probatorios Extemporáneos

 

No se admitirá como medio probatorio el que habiendo sido requerido por la Administración Tributaria  durante el proceso de verificación o fiscalización, no hubiera sido presentado y/o exhibido, salvo que el deudor tributario pruebe que la omisión no se generó por su causa o acredite la cancelación del monto reclamado vinculado a las pruebas, o presente carta fianza bancaria o financiera por dicho monto, actualizada hasta por seis (6) meses o nueve (9) meses cuando la materia controvertida sea sobre la aplicación de precios de transferencia.

 

3.8 Plazos Para Resolver Reclamaciones

 

 

RECLAMACIONES PLAZOS *
Resoluciones de determinación y resoluciones de multa. 6 meses
Órdenes de Pago. 6 meses
Órdenes de Pago sin efectuar pago previo. 90 días hábiles
Resoluciones emitidas como consecuencia de la aplicación de las normas de precios de transferencia. 9 meses
Resoluciones de sanción de comiso de bienes, de internamiento temporal de vehículos y cierre de establecimiento u oficina de profesionales independientes, así como las resoluciones de multa que las sustituyan. 20 días hábiles
Resoluciones tácitas denegatorias de solicitudes de devolución de saldos  a favor de los exportadores y de pagos indebidos o en exceso. 2 meses

 

* Los plazos son computados a partir de la fecha de presentación del recurso de reclamación.

Debemos indicar que vencidos los plazos descritos, sin que la Administración Tributaria haya expedido resolución expresa, el recurrente puede considerar denegada su reclamación e interponer apelación ante el órgano de resolución en segunda instancia, según lo dispuesto por el artículo 144º del Código tributario.

Asimismo, debemos precisar que, por regla general, la Administración Tributaria debe resolver los expedientes de reclamación emitiendo pronunciamiento sólo después de transcurrido el término probatorio, de lo contrario dicha resolución podría adolecer de nulidad, ya que no se le permitiría al contribuyente a ejercer adecuadamente su derecho de defensa.

No obstante, la excepción puede darse cuando se trata de reclamaciones que sean declaradas fundadas  o de cuestiones de puro derecho, en cuyo caso la Administración Tributaria podrá resolver las mismas antes del vencimiento del plazo probatorio.

De otro lado, es importante indicar que el cómputo de los referidos plazos se suspende, en caso la Administración Tributaria requiera al interesado para que dé cumplimiento a un trámite relacionado con la materia impugnada, desde el día hábil siguiente a la fecha de notificación del requerimiento hasta la de su cumplimiento.

3.9 Culminación De La Primera Instancia.

 

La primera instancia administrativa culmina con le emisión de una resolución, la que debe estar debidamente motivada, expresando los fundamentos de hecho y derecho que la amparen, y decidir sobre todas las cuestiones planteadas por los recurrentes y cuantas suscite el expediente, tal como lo establece el artículo 129º del Código Tributario.

De este modo, el recurso de reclamación interpuesto puede finalizar mediante dos tipos de resoluciones:

a)      Resolución Expresa De La Administración Tributaria.

La misma que a su vez podemos subdividir en dos tipos: 

 

  • Con pronunciamiento sobre el fondo del asunto controvertido, en este tipo de resolución, la Administración Tributaria puede manifestarse en tres sentidos: 

 

Fundada: Cuando ampara la pretensión del contribuyente.

Fundada en parte: Cuando revoca parcialmente el acto reclamado.

Infundado: Cuando conserva el acto impugnado.

  • Sin pronunciamiento sobre el fondo del asunto controvertido, cuando no se admite a trámite el recurso por no cumplir con los requisitos (inadmisible) o en caso se acepte el desistimiento del reclamante.

 

b)      Resolución Tácita.

 

Es un supuesto del denominado silencio administrativo negativo, que se produce cuando se han vencido los plazos establecidos por el Código Tributario sin que la Administración Tributaria hubiera emitido pronunciamiento expreso sobre el recurso. Debemos indicar que para su configuración, el recurrente debe haber ejercido el derecho de impugnarla.

4. Recurso de Apelación.

 

El Recurso de apelación es un medio impugnatorio cuyo objetivo es lograr que un órgano superior a aquél cuya resolución se apela, revoque o modifique la resolución administrativa.

Tratándose de resoluciones emitidas por la SUNAT, el recurso de apelación debe ser presentado ante el órgano que resolvió en primera instancia, quien luego de admitirlo lo elevará al Tribunal Fiscal.

4.1 Actos Apelables.

 

la apelación  puede interponerse contra los siguientes actos:

TIPO DE ACTO DESCRIPCIÓN
Resoluciones que resuelven una reclamación. Pronunciamiento de primera instancia administrativa en términos de fundado, fundado en parte o inadmisibilidad.
Resolución Denegatoria Tácita de una Reclamación. Consideración de improcedencia implícita del reclamo.
Resolución de Procedimiento No Contencioso. Pronunciamiento expreso de solicitudes no contenciosas, vinculadas a la determinación de la obligación tributaria.
Los actos de la Administración Tributaria cuando la cuestión de controversia es de puro derecho. Por controversia de puro derecho se entiende aquella en que sólo se ha de discutir el régimen legal de la situación de hecho sobre cuya configuración el recurrente está de acuerdo con lo señalado por la Administración, no existiendo por tanto hechos por probar.
La Resoluciones dictadas por el ejecutor coactivo en los casos de intervención excluyente de propiedad.  

 

4.2 Requisitos De Admisibilidad

 

  • Escrito fundamentado. Debe ser firmado por el contribuyente o representante legal. 
  • Firma de abogado colegiado hábil
  • Hoja de Información sumaria.- formato resumen de tributos internos (requisito solamente exigido para Tributos internos)
  • Poder del representante legal de ser el caso.
  • En general no se requiere le pago previo. Sólo si el escrito se presenta fuera de plazo, el deudor tributario deberá acreditar el pago de la deuda tributaria apelada, actualizada hasta la fecha de pago o presentar carta fianza bancaria o financiera de acuerdo a las condiciones establecidas por la Administración Tributaria. Así, en caso de presentar apelación parcial, el contribuyente deberá acreditar el pago de la parte no apelada.
  • De tratarse de apelaciones de puro derecho, no deberá existir reclamación en trámite sobre la misma resolución u orden de pago objeto de impugnación.

 

4.3 Plazos Para Presentar Apelación

 

Los plazos para presentar la apelación se pueden apreciar en el siguiente cuadro:

Clase de apelación Sin previo pago de la deuda tributaria Con pago de la totalidad de la deuda tributaria hasta la fecha de pago
Resoluciones que resuelve una reclamación genérica. 15 días hábiles siguientes a la notificación certificada de la resolución. Vencido el plazo de la referencia, durante el término de 6 meses computados a partir del día siguiente a aquel en que se efectuó la notificación certificada, siempre que exista deuda tributaria apelada.
Resoluciones emitidas como consecuencia de la aplicación de normas de precios de transferencia. 30 días hábiles siguientes a aquél en que se efectuó la notificación. No aplicable
De puro derecho sobre actos de la administración en general. 20 días hábiles siguientes a la notificación del acto de la administración. No aplicable.
De puro derecho sobre resoluciones que establezcan sanciones de comiso de bienes, internamiento temporal de vehículos y cierre temporal de establecimiento u oficina de profesionales independientes, así como las resoluciones que sustituyan a ésta última y al comiso. 10 días hábiles siguientes a la notificación certificada de la resolución No aplicable
Contra resoluciones que resuelven las reclamaciones sobre sanciones de cierre, comiso o internamiento; así como contra las resoluciones de multa que sustituyan a esta última y al comiso. 5 días hábiles siguientes a la notificación de la resolución. Tratándose de las resoluciones que resuelvan reclamaciones de resolución de multa que sustituyen al cierre y al comiso, vencido el plazo, previo pago o afianzamiento de deuda.
Intervención excluyente de propiedad. 5 días hábiles siguientes a la notificación de la resolución del ejecutor coactivo. No aplicable.

 

4.4 Evaluación de la admisibilidad.

 

El Código Tributario establece que la admisibilidad en la interposición de los recursos de apelación la determina la propia Administración Tributaria, siendo, en nuestro caso, la SUNAT es el órgano ante el cual se presenta el recurso de apelación, quien verifica los requisitos formales para su admisión, teniendo competencia para declarar la inadmisibilidad de los recursos que no cumplen con los requisitos establecidos.

La administración Tributaria evaluará la apelación según los criterios detallados en el siguiente cuadro:

SUPUESTOS DE EVALUACIÓN CONSECUENCIA
La apelación cumple con todos los requisitos de admisibilidad. Se elevan los actuados al tribunal fiscal, en el plazo máximo de 30 días hábiles.
Tratándose de apelación de resoluciones que resuelvan las reclamaciones de sanciones de comiso de bienes, internamiento temporal de vehículos y cierre temporal de establecimiento u oficina de profesionales independientes, así como, las resoluciones que sustituyan a esta última y al comiso.  Se elevan los actuados al Tribunal Fiscal, en el plazo máximo de 15 días hábiles.
La apelación no cumple con todos los requisitos de admisibilidad Se declara inadmisible la apelación, luego de requerirse la subsanación del requisito omitido.

 

 

4.5 Defensa De Las Partes.

 

Medios probatorios admisibles

Excepcionalmente, se admiten pruebas ofrecidas o requeridas y que no fueron presentadas en primera instancia, si se presentan cualquiera de las siguientes situaciones:

  • Que el deudor tributario pruebe que la omisión no se generó por su causa.
  • Que el deudor tributario acredite la cancelación del monto impugnado actualizado a la fecha de pago.
  • Que la Administración Tributaria hubiera incluido un aspecto no impugnado por el deudor, al momento de resolver en primera instancia.

 

4.6 Informe Oral.

 

El informe oral es la exposición de las partes ( Administración Tributaria y deudor tributaria) que tiene como finalidad la sustentación de los argumentos presentados en el procedimiento. Podrá solicitarse dentro de los 45 días hábiles de interpuesto el recurso de apelación. El Tribunal Fiscal señalará una misma fecha y hora para el informe de ambas partes.

4.7 Plazos Para Resolver.

Clases de apelación Plazos para resolver
Resoluciones que resuelve una reclamación genérica. 6 meses contados desde el ingreso de los actuados al Tribunal
Resoluciones emitidas como consecuencia de la aplicación de normas de precios de transferencia. 9 meses contados desde el ingreso de los actuados al Tribunal
De puro derecho sobre actos de la administración en general. 6 meses contados desde el ingreso de los actuados al Tribunal
De puro derecho sobre resoluciones que establezcan sanciones de comiso de bienes, internamiento temporal de vehículos y cierre temporal de establecimiento u oficina de profesionales independientes, así como las resoluciones que sustituyan a ésta última y al comiso. 20 días hábiles contados desde el día siguiente de recibido el expediente por el tribunal
Contra resoluciones que resuelven las reclamaciones sobre sanción de cierre, comiso o internamiento; así como contra las resoluciones de multa que sustituyan a esta última y al comiso. 20 días hábiles contados desde el día siguiente de recibido el expediente por el tribunal

 

4.8 Fin De La Instancia Administrativa.

 

La instancia administrativa en materia tributaria culmina con una resolución del tribunal fiscal.

  1. Con pronunciamiento sobre el fondo: Cuando el Tribunal Fiscal se pronuncia respecto del asunto controvertido, ya sea confirmando el pronunciamiento en primera instancia, o acordando modificar o revocar la resolución apelada.

 

  1. Sin pronunciamiento sobre el fondo; pueden darse los siguientes tipos de resoluciones:
  • INADMISIBLE: En aquellos casos en los cuales el recurso presentado no cumple con los requisitos para su admisión a trámite.
  • ACEPTACIÓN O DENEGACIÓN DE DESISTIMIENTO
  • NULIDAD E INSUBSISTENCIA: cuando el Tribunal ordena a la Administración Tributaria emitir un nuevo pronunciamiento.
  • DE CUMPLIMIENTO: Cuando el Tribunal Fiscal ordena remitir el expediente  en caso no se haya agotado la instancia previa y se dispone que la Administración Tributaria emita nuevo pronunciamiento, la que será cumplida por los funcionarios de la Administración Tributaria, dentro del plazo máximo de 90 días hábiles de notificado el expediente al deudor tributario, debiendo iniciarse la tramitación de la resolución bajo responsabilidad, salvo que el Tribunal Fiscal señale plazo distinto.

 

En lo que respecta al contenido de las resoluciones, debemos indicar que el Tribunal Fiscal no puede pronunciarse sobre aspectos que considerados en la reclamación, no hubieran sido examinados y resueltos en primera instancia; en tal caso, declarará la insubsitencia de la resolución, reponiendo el proceso al estado que corresponda.

Contra lo resuelto por el Tribunal Fiscal, no cabe la interposición de algún recurso impugnatorio en la vía administrativa, salvo la solicitud de corrección de errores materiales o numéricos o la ampliación del fallo emitido cuando exista algún punto omitido, dentro del término de 5 días hábiles computados a partir del día siguiente de efectuada la notificación de la resolución al deudor tributario, petición que debe ser resuelta por el Tribunal dentro del quinto día hábil de presentada la solicitud.

Agotada la vía administrativa, mediante el pronunciamiento del Tribunal Fiscal, tanto la Administración Tributaria  (cuando este autorizada para ello y siempre que la resolución emitida no sea de observancia obligatoria) como el deudor tributario, se encuentran facultados a interponer una demanda contencioso-administrativa ante el Poder Judicial con los requisitos y condiciones que se han establecido para la Administración Tributaria.

4.9 Jurisprudencia De Observancia Obligatoria.

Una resolución del Tribunal Fiscal que interprete de modo expreso y con carácter general el sentido de las normas, así como aquellas emitidas respecto a casos en los que se discuta la jerarquía de normas aplicables en el supuesto apelado, constituyen jurisprudencia de observancia obligatoria para los órganos de la Administración Tributaria, mientras dicha interpretación no sea modificada por el mismo Tribunal, por vía reglamentaria o por ley. Aquí también podemos incluir los fallos del Tribunal que imponga un criterio adoptado por acuerdo de Sala Plena del Tribunal.

La declaración como jurisprudencia de observancia obligatoria deberá ser expresa y se publicará la resolución en el Diario Oficial.

III. DEMANDA CONTENCIOSO ADMINISTRATIVA.

Las Resoluciones del Tribunal Fiscal confirman, revocan total o parcialmente la resolución de primera instancia o la declaran nula e insubsistente, poniendo fin al procedimiento contencioso administrativo.

Contra lo resuelto por el Tribunal Fiscal, como última instancia administrativa, la ley faculta a las partes a impugnar, vía la acción contencioso-administrativa ante el Poder Judicial, la resolución del Tribunal.

Su interposición no supone la generación de una tercera instancia, sino la revisión por parte del Poder Judicial de la legalidad del procedimiento administrativo.

Esta acción tiene como marco legal al Código Tributario y supletoriamente, a la Ley Nro. 27584, Ley que regula el Proceso Contencioso Administrativo.

En ese contexto, la demanda podrá ser presentada por el deudor tributario ante la Sala Contencioso Administrativa de la Corte Superior respectiva, dentro del término de (3) meses computados, para cada uno de los sujetos antes mencionados a partir del día siguiente de efectuada la notificación de la resolución debiendo tener peticiones concretas.

La Administración Tributaria no tiene legitimidad para obrar activa, aunque de modo excepcional puede impugnar la resolución del Tribunal Fiscal que agota la vía administrativa mediante el Proceso Contencioso Administrativo en los siguientes casos:

  • Que exista dualidad de criterio entre las distintas Salas del Tribunal Fiscal sobre la materia a demandar, aun cuando se refiera a contribuyente distinto.
  • Que la resolución del Tribunal Fiscal no se haya emitido por unanimidad de los votos en la sala correspondiente.
  • Que la resolución del Tribunal Fiscal incurra en una de las causales previstas en el artículo 10º de la Ley del Procedimiento Administrativo General-Ley Nº 27444.

 

Debemos recalcar, que el caso específico de la SUNAT, el Código Tributario prevé que ésta requerirá adicionalmente autorización previa del Ministro de Economía y Finanzas.

1. Actuaciones Impugnables Y Plazos Para Impugnar.

 

Conforme a lo previsto en la Ley que regula el Proceso Contencioso Administrativo y cumpliendo los requisitos expresamente aplicables a cada caso, procede la demanda contra toda actuación realizada en ejercicio de las potestades administrativas.

Siendo impugnables en este proceso las siguientes actuaciones administrativas y dentro de los siguientes plazos (Artículos 4° y 17°):

ACTUACIONES IMPUGNABLES PLAZOS
  • .Los actos administrativos y cualquier otra declaración administrativa.
  •  La actuación material que no se sustenta en acto administrativo.
  • La actuación material de ejecución de actos administrativos que transgrede principios o normas del ordenamiento jurídico.
  • .Las actuaciones u omisiones de la administración pública    respecto de la validez, eficacia, ejecución o interpretación de los contratos de la administración pública, con excepción de los casos en que es obligatorio o se decida, conforme a ley, someter a conciliación o arbitraje la controversia.
  • Las actuaciones administrativas sobre el personal dependiente al servicio de la administración pública.
  • La nulidad de acto jurídico administrativo a que se refiere el inciso 1) del artículo 2001 del Código Civil.

 

3 meses desde el conocimiento o notificación del acto material de impugnación, lo que ocurra primero.
  • El silencio administrativo, la inercia y cualquier otra omisión de la administración pública.
6 meses computados desde la fecha que venció el plazo legal para expedir la resolución o producir el acto administrativo solicitado.

 

 

2. Admisibilidad Y Procedencia De La Demanda.

 

Para la admisión de la Demanda Contencioso – Administrativa, será indispensable que ésta sea presentada dentro del plazo legal (3meses) Es requisito indispensable acreditar el agotamiento de la vía administrativa, conforme lo normado en la Ley del Procedimiento Administrativo General o normas especiales, para ello se debe cumplir con adjuntar a la demanda el documento que acredite este agotamiento.

El órgano jurisdiccional, al admitir a trámite la demanda, requerirá al Tribunal Fiscal o a la Administración Tributaria, de ser el caso, para que le remita el expediente administrativo en un plazo de treinta (30) días hábiles de notificado.

La admisión a trámite de la demanda no impide la ejecución del acto administrativo materia del proceso, independientemente de que pueda dictarse una medida cautelar que garantice el cumplimiento de lo dispuesto en última instancia administrativa.

3. MEDIOS PROBATORIOS.

 

En el proceso contencioso administrativo la actividad probatoria se restringe a las actuaciones recogidas en el procedimiento administrativo, no pudiendo incorporarse al proceso la probanza de hechos nuevos o no alegados en etapa prejudicial.

Sin embargo, cuando los medios probatorios ofrecidos por las partes sean insuficientes para formar convicción, el juez en decisión motivada e impugnable, puede ordenar la actuación de los medios probatorios adicionales que considere convenientes.

En este proceso, la carga de la prueba recae sobre cada parte, respecto a lo que se alega con su pretensión.

4. RESOLUCIÓN FINAL.

 

La Sentencia Final de la Acción Contencioso Administrativa puede contener diversos pronunciamientos, diferenciándose si se resuelve sobre cuestiones de fondo o cuestiones de procedimiento.

5. Sobre cuestiones de Fondo.

 

Pronunciamiento

Resultado
Infundado Desestima la demanda y ratifica el pronunciamiento del Tribunal Fiscal.
Fundada Deja sin efecto el pronunciamiento del Tribunal Fiscal.

 

 

Sobre Cuestiones de Procedimiento:

 

 

Pronunciamiento Resultado
Inadmisible No se admite a trámite la demanda por no cumplir con los requisitos, ordenando la devolución al tribunal Fiscal.
Acéptese el desistimiento Se acepta el desistimiento del demandante, quedando sin impugnación alguna la Resolución del Tribunal Fiscal.
Devuelve Se remite el expediente al Tribunal Fiscal para que éste emita un informe previo antes de elevarlo.
Nulidad e insubsistencia Se dispone que el Tribunal Fiscal emita un nuevo pronunciamiento.
Admisión a Trámite Se acepta la demanda para pronunciarse sobre el fondo y/o forma del asunto.

 

 

IV. PROCEDIMIENTO NO CONTENCIOSO.

El procedimiento no contencioso es aquel en el que no existe conflicto o contienda entre la Administración y el deudor, pues éste último sólo exige el reconocimiento o la confirmación de un derecho.

1. Solicitud no contenciosa vinculada a la determinación de la

obligación tributaria.

 

Estas solicitudes deben ser resueltas y notificadas en un plazo no mayor de cuarenta y cinco (45) días hábiles siempre que requiera de pronunciamiento expreso de la Administración Tributaria.

Con la solicitud debe presentarse la documentación que la sustente, si fuera el caso, de acuerdo a lo exigido para cada solicitud.

En el supuesto que se requiera declaración expresa por parte de la Administración y venza el plazo de ley, se produce el silencio administrativo negativo.

Si el deudor tributario opta por el silencio negativo, podrá impugnar la Resolución Ficta denegatoria de su solicitud, en vía de apelación, salvo que se trate de solicitud de devolución, en cuyo caso se deberá interponer una reclamación.

 

 

2. Reclamación o apelación de las solicitudes no contenciosas vinculadas a la determinación de la obligación tributaria.

Si la Administración resuelve expresamente, el deudor tributario podrá apelar esta resolución ante el Tribunal Fiscal.

Con relación al plazo de presentación del recurso de apelación, la norma señala que la apelación será admitida sin pago previo dentro de los quince (15) días hábiles siguientes a la notificación de la resolución apelada. No obstante, vencido dicho plazo será admitido, previo pago de la totalidad de la deuda tributaria actualizada hasta la fecha de pago, siempre que se formule dentro del término de seis (6) meses contados a partir del día siguiente de aquél en que se efectuó la notificación certificada.

 

3. Solicitud no Contenciosa no Vinculada a la Determinación de

la Deuda Tributaria.

Este tipo de solicitudes se tramitan conforme a lo dispuesto por la Ley del Procedimiento Administrativo General, vigente desde el 11 de octubre de 2002; es decir lo referente a la iniciación, plazos y términos, ordenación, instrucción y fin del procedimiento, así como los recursos administrativos, se rigen por la precitada norma legal.

Las resoluciones que ponen fin al procedimiento podrán ser impugnadas ante el Poder Judicial, mediante la acción contencioso-administrativa.

 

V.  LA QUEJA

 

En materia tributaria, la Queja es un medio que permite al contribuyente, impugnar las actuaciones y procedimientos irregulares que transgredan directa e indirectamente lo establecido en el Código Tributario. Este tema se halla regulado en el Artículo 155º Código Tributario.

En estos casos, la autoridad administrativa superior revisa, subsana y determina el curso legal correcto del procedimiento.

Es preciso señalar que la recurrencia al recurso de Queja se encuentra restringido a la existencia de actos o procedimientos que afecten la norma jurídica en cuanto tal. Ello significa que si el deudor tributario se encuentra ante actos para los que se ha fijado una vía de impugnación distinta, no podrá recurrir a la Queja. Así ocurre con los actos que deben ser impugnados mediante los recursos de reclamación, de apelación, solicitudes de devolución, entre otros.

1. Órganos Competentes Para Resolver La Queja.

 

Procede la queja ante el Tribunal Fiscal, respecto de asuntos que son de competencia de este órgano, cuando existan actuaciones o procedimientos de la Administración Tributaria, que afecten directamente o infrinjan lo establecido en el Código Tributario.

Procede una queja ante el Ministerio de Economía y Finanzas cuando se trate de actos o procedimientos realizados por el Tribunal Fiscal. La queja se presenta en forma individual, aunque exista mas de un deudor tributario que se sienta afectado por la Administración por el mismo motivo y en similares circunstancias.

El plazo para resolver este recurso, en ambas instancias, será de 20 días hábiles contados desde la presentación del recurso.

En ese sentido, no procede solicitar en vía de Queja, que el Tribunal se pronuncie sobre el fondo materia de una controversia con la Administración.

A continuación, se señalan diversas situaciones en que procede la Queja:

  • Exigencia de requisitos indebidos para la admisión de

    declaraciones, recursos, etc.

  • Irregularidades en las notificaciones.
  • Irregularidades en el procedimiento de reclamación.
  • Cuando la Administración Tributaria no cumple con lo resuelto

por el Tribunal Fiscal.

  • Inicio ilegal de la cobranza coactiva.

 

CONCLUSIONES

 

 

 

  •  La nueva Ley General de Aduanas ha establecido de manera explícita y taxativa cuáles son las multas administrativas no apelables al Tribunal Fiscal, lo que permite precisar también aquellas multas de naturaleza tributaria que si son apelables, (todas las demás). Esta disposición no se encontraba contenida en el procedimiento contencioso tributario anterior y la competencia para conocer en grado de apelación por el Tribunal Fiscal era apreciada según la naturaleza de las multas, mediante criterios subjetivos

 

  • El procedimiento contencioso administrativo vigente comprende dos fases: la reclamación y la apelación. De esa manera se ha eliminado el recurso de reconsideración en el contencioso aduanero que el anterior establecía como una segunda etapa, posterior a la reclamación y previa a la apelación y que producía una dilatación innecesaria del procedimiento.

 

  •  La impugnación del comiso aduanero tiene un procedimiento contencioso que comprende dos etapas: la reclamación y la apelación; y cuyos plazos para la interposición de los recursos y para la solución de los expedientes son establecidos en el Código Tributario y, por tanto, son más expeditivos que los que se fijaban en el procedimiento derogado. Sin embargo, estimo que las disposiciones que regulan el procedimiento para contradecir el comiso administrativo aplicado por la Aduana, deberían incorporarse en el Código Tributario de conformidad con el criterio interpretativo del Tribunal Fiscal antes expuesto, a fin que correspondan a su verdadera naturaleza, lo cual favorecería a la Administración Tributaria y al Tribunal Fiscal, permitiéndoles un mejor manejo de los expedientes; y a los contribuyentes porque de ese modo conocerían con claridad el trámite que deben cumplir al impugnar un comiso decretado por la Aduana.
  • El procedimiento contencioso tributario vigente no restringe en forma alguna el derecho del contribuyente de apelar ante el Tribunal Fiscal, habiéndose eliminando el requisito de la cuantía mínima que establecía el anterior procedimiento. Por otro lado, si bien la interposición de la apelación de puro derecho en el nuevo procedimiento contencioso tributario se mantiene como una facultad del contribuyente que puede ejercitarla sin haber reclamado previamente, ahora la calificación del recurso la realiza el Tribunal Fiscal, de acuerdo a las normas del Código Tributario que son muy exigentes y precisas. Además, la reforma ha permitido la eliminación de su propósito elusivo de la derogada cuantía mínima.
    La demanda contencioso administrativa ante el Poder Judicial contra las resoluciones del Tribunal Fiscal, ha sufrido modificaciones importantes en cuanto a su procedimiento, otorgándosele mayor participación al Tribunal en lo que se refiere a la admisión de aquella.

 

  • La queja en el procedimiento contencioso aduanero vigente tiene alcances más amplios que los previstos anteriormente en la Ley General de Aduanas que regulaba el procedimiento antes de la reforma, ya que ahora se formula directamente ante el Tribunal Fiscal y es resuelta por éste.

                                   BIBLIOGRAFIA

 ANEXOS

About these ads